La Agropecuaria de Roca, en la eterna espera de soluciones

Ante la falta de aulas Educación envió móviles, pero no conectaron la luz.



#

Los tráileres llegaron tarde y todavía no cuentan con ningún tipo de servicio.

César Izza

ROCA (AR).- El único secundario agropecuario público de esta ciudad, sigue luchando a contra corriente para poder formar a sus alumnos como debe ser, con la especialización elegida por sus propios estudiantes. Porque hasta el momento, no pueden hacerlo ya que no cuentan con espacios suficientes. Educación, bastante avanzado el ciclo lectivo, les envió tráileres pero no los pueden usar porque no cuentan con electricidad ni calefacción. Por ende, desde principios de año, tienen suspendidos los talleres. El año pasado, tras numerosísimos reclamos, Educación envió tráileres que prácticamente no fueron puestos en funcionamiento, y en diciembre “se los llevaron”, contó la directora, Claudia Martín, quien explicó que “este año volvimos a pedirlos, y recién los trajeron y pudieron armarlos hace unos 10 días, pero tampoco los podemos usar porque no cuentan con electricidad y se calefaccionan con el aire caliente de los aires acondicionados”, sostuvo. Más de 250 adolescentes asisten al CEM 17 de Roca y, como el edificio quedó chico, mínimamente necesitan para poder funcionar seis aulas más. Faltan seis aulas “Como no pueden construir, según nos dicen, nos mandaron este año dos tráileres más y con eso los dividen y hacen seis aulas... pero las condiciones no están dadas y hoy siguen suspendidos los talleres”, se indicó. “Los chicos tienen sólo media jornada de estudios, así que hacen las materias básicas, igual que en los otros colegios, pero nada más. Se les da teoría, pero los talleres que hacen a la especialización agropecuaria están parados”, protestó Martín. Las instalaciones “no son las óptimas”, se remarcó desde la comunidad educativa del lugar, pero servirían si cuentan con la conexión eléctrica necesaria, para poder desarrollar la parte práctica “que es la base de la escuela”, finalizó la directora. La totalidad de los talleres, donde se dictan las actividades prácticas, suman una quincena. Insólitamente, según se mencionó, los fondos para los insumos -que en años anteriores generaban múltiples reclamos- fueron depositados en tiempo y forma. Sin embargo, ahora, por la falta de servicios en los móviles, los talleres siguen en ‘stand by’.


Comentarios


La Agropecuaria de Roca, en la eterna espera de soluciones