La Aldea Infantil Bariloche trabaja por una ciudad mejor

Intentan enriquecer la calidad de vida de los vecinos

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Ubicada en el barrio Vivero, uno de los más aislados de la ciudad, la asociación Aldea Infantil Bariloche lucha para que sus casi 80 familias tengan un futuro mejor. Obtuvo su personería jurídica en 1991 y desde entonces avanza, "paso a paso" para cumplir sus objetivos, en un barrio no exento de la violencia y las necesidades.

"Estamos convencidos que personas comunes, como somos nosotros, podemos hacer mucho para ayudar a los más humildes", aseguró Nélida Domínguez, presidente de la institución, cuya comisión directiva está formada íntegramente por mujeres. Administran una escuela pública de gestión privada, para medio centenar de chicos del barrio y proyectan talleres para que los jóvenes aprendan oficios. Disponen de un terreno de 15.000 metros cuadrados donde este año se inauguró el edificio escolar, de 600 metros cubiertos, con 7 aulas y otro servicios. Se construyó con el apoyo de numerosas empresas y personas de buena voluntad y también el Estado.

En lo inmediato promueven mejorar la calidad de vida de los habitantes del barrio con un proyecto de educación tecnológica y artesanal, que abarque a todos los vecinos. Aspiran tener un taller de cerámica y otro para fabricar muebles con cañas coligüe. Para el verano promueven talleres de música, para lo cual Domínguez no dudó en pedir "instrumentos musicales, de todo tipo", con los cuales pudieran educar a los chicos. También hace falta un equipo de música y juegos de plaza para el jardín infantil. Pese a sufrir ya 14 robos y también algún asalto los docentes de la escuela y los miembros de la asociación no bajan los brazos. Nélida inclusive se mudó a vivir a la escuela, "para estar más cerca de los chicos".

Domínguez destacó que periódicamente tienen apoyo de la comunidad. Asimismo un grupo de vecinos, liderados por Miriam Bozic, Vanina del Fiore y Cristian Rovere, de Inch Producciones, organizaron un desfile de modas en el hotel Tunquelén, el cual tuvo una gran convocatoria y permitió reunir una importante suma de dinero para la asociación. En la oportunidad, los 280 asistentes pudieron apreciar los nuevos diseños de la colección UMA, ropa infantil de Chibel y variadas alhajas de la joyería EVE.

La Aldea Infantil necesita más socios, para lo cual puede enviarse un e-mail a aldeainfantil@bariloche.com.ar. También pueden efectuarse donaciones de todo tipo a los teléfonos 02944 - 448573 o 443421. "Como somos humildes, todo nos viene bien", aseguran sus directivos.


Comentarios


La Aldea Infantil Bariloche trabaja por una ciudad mejor