La Alianza aceptó algunos retoques 

Rebajarán de seis a tres meses el período de prueba.

La reforma laboral tendrá hoy un round decisivo 8-2-00 [nota]

Buenos Aires.- Con modificaciones exigidas por el justicialismo, los sindicalistas y un sector del oficialismo, el proyecto de reforma laboral que impulsa la Alianza tendría luz verde el jueves próximo en la comisión de Legislación Laboral, de acuerdo con las negociaciones realizadas ayer en una maratónica jornada de reuniones en la Cámara de Diputados.

La rebaja de seis a tres meses del período de prueba para los nuevos empleos junto con la definición de la naturaleza «voluntaria» de las mediaciones y arbitrajes fueron los dos primeros cambios aceptados por los diputados del oficialismo, que hasta la semana pasada se mostraban inflexibles en su negativa de corregir la letra del proyecto del Poder Ejecutivo.

Sin embargo, los legisladores de la Alianza dejaron en claro que no están dispuestos a cambiar su posición de descentralizar las negociaciones colectivas.

Luego de escuchar la posición de los sindicalistas de la CGT y una breve explicación del ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, el presidente de la comisión laboral, Juan Carlos Passo, fijó una nueva convocatoria para la firma del dictamen que habilitará el tratamiento en el recinto en la última semana de febrero: el jueves a las 17.

A esa altura de la jornada, ya era «vox populi» la conformación de una comisión de trabajo compuesta por diputados «rebeldes» del Frepaso, que avanzaban en una propuesta modificatoria del proyecto asesorados por algunos legisladores de la UCR que preferían mantenerse en el anonimato (como la diputada Margarita Stolbizer).

«Hemos resuelto aceptar una disminución del período de prueba a tres meses a fin de poder discutir escalas de extensión para los empleos de alta calificación», dijo Passo.

Otra modificación bajo estudio es «la exigencia de darle vista a los gremios cuando se modifiquen en las negociaciones por empresa los convenios marco», explicó el frepasista Carlos Raimundi.

También se analiza la alternativa de prolongar el plazo de vigencia de los convenios, es decir no estipularlos en dos años fijos (calendario), sino a partir de la denuncia de las partes de que se ha celebrado el convenio.

En conferencia de prensa, el ministro de Trabajo también aceptó las modificaciones al período de prueba para nuevos empleos acordadas por los diputados de la Alianza, el PJ y el sindicalismo.

También anunció que el Poder Ejecutivo emitirá un decreto para establecer para todo el país un Registro Unico de altas y bajas laborales.

«Hemos coincidido con los diputados en que el período de prueba sea menor para los trabajos de menor calificación», dijo el titular de la cartera laboral, luego de subrayar que esa modalidad «pasará a tener aportes patronales y obra social».

El ministro también aceptó una modificación en los artículos 11 y 12, «en los que se podría interpretar, por un error de redacción, que la mediación o el arbitraje en casos de conflictos laborales es obligatoria».

En una breve exposición de 15 minutos, Flamarique expuso «las convicciones del gobierno» sobre la polémica iniciativa, en los que contrapuso la intención de «sancionar la ley por consenso luego de escuchar tanta verborragia y dureza de la CGT».

«Nosotros no estamos atacando el modelo sindical, queremos la vigencia de los sindicatos en Argentina y no estamos prohibiendo las negociaciones en ningún ámbito», aclaró el ministro con rostro serio. (Infosic y DyN) 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora