La Alianza afianzó su consenso en el Valle Medio

Ganó luego de varios años en Lamarque con Ricardo Pedranti. Se mantuvo al frente de las comunas de Chimpay y Belisle. El justicialismo logró retener las gestiones en Pomona y Darwin.

VALLE MEDIO - La Alianza logró imponerse en tres de los cinco municipios que había en juego: Lamarque, Chimpay y Belisle. De esta manera, con las anteriores victorias en Choele Choel y Luis Beltrán que obtuvo el radicalismo el pasado 22 de agosto, el partido se ha alzado con la hegemonía casi total de los gobiernos municipales de la zona.

Sólo dos comunas, las más pequeñas de la región -Pomona y Darwin- seguirán en manos justicialistas.

Sin embargo el lento recuento hizo que al cierre de esta edición sólo se manejaran datos parciales y nadie en la zona pudiese dar a conocer los cómputos finales de cada ciudad. Por eso, una vez conocidas las tendencias, los vencedores salieron a festejar.

La jornada electoral se realizó en total calma y el calor imperante en la zona impidió un mayor tránsito de personas por las calles de las ciudades. Sólo los punteros de cada partido, que recorrían las localidades palmo a palmo buscando nuevos votantes, se notaron nerviosos contrastando con el resto de los vecinos.

El impacto más importante para la zona lo causó Lamarque, localidad en que la Alianza de la mano de Ricardo Pedranti obtuvo una victoria que puede ser caratulada de amplia sobre Ricardo Arroyo del Justicialismo, Oscar Montelpare del Frente Grande y Julio Jerez del PPR.

Pedranti se alzó con el 45 por ciento de los votos sobre un 40 de Arroyo. En la localidad se dispusieron 14 mesas para un total de 4.037 votantes.

En la localidad los comicios comenzaron 40 minutos después de lo dispuesto por la justicia electoral porque se habían amontonado las mesas en un largo pasillo, de la escuela primaria N 5, lo que hacía imposible el tránsito de los votantes en el lugar.-

La Alianza ratificó su supremacía en las ciudades de mayor cantidad de habitantes de la zona, porque además de Lamarque se impuso ampliamente en Chim- pay. En Belisle también volvió a ganar la Alianza, a pesar de haber perdido en las elecciones pasadas. En Pomona y Darwin las mujeres volvieron a llevar al justicialismo a la victoria. Ambas intendentas -Mary Barrio y María Maldonado- que iban por un nuevo mandato lograron diferencias indiscutibles en las urnas.

En la cuna de Ceferino, Rogelio Funes, supo unir al radicalismo luego de afrontar una feroz interna partidaria que lo enfrentó con el actual intendente Jorge Fernández. Pero esta situación no pudo ser capitalizada por un justicialismo que no consiguió dejar sus internismos de lado.

El calor rondó los 40 grados centígrados durante casi toda la tarde y fue el principal inconveniente para los vecinos que se acercaban a las urnas. Así casi al cierre de los comicios se vio la mayor afluencia de votantes. Sólo en Lamarque quedaron 250 personas emitiendo sus votos dentro de las dos escuelas habilitadas luego de las 18 cuando el comicio ya había cerrado.

En toda la región el porcentaje de votantes fue superior al de anteriores elecciones llegando en todas las localidades a rozar el 90 por ciento del electorado, e incluso en algunos casos se superó este porcentaje.

El final de las elecciones marcaron varias circunstancias. Un recuento lento que las autoridades ligaron al importante corte de boleta. La falta de información de todos los partidos; sólo se manejaron datos parciales y nadie en la zona pudo dar a conocer los datos finales de cada ciudad. Así una vez conocidas las tendencias, los vencedores salieron a festejar. Al cierre de esta edición, las caravanas seguían transitando por las calles de las distintas localidades. Mientras que los vencidos prefirieron hacer oídos sordos de las llamadas y se refugiaron en sus casas o sus "bunkers" para analizar la derrota.

Con la victoria del radicalismo en Lamarque el mapa político de la zona cambió. Ahora el partido domina las cuatro comunas más grandes de la zona por lo que la tan mentada integración, la que antes obstaculizaban las diferencias políticas, puede dejar de ser sólo una palabra para comenzar a tomar mayor fuerza.


Comentarios


La Alianza afianzó su consenso en el Valle Medio