La Alianza neuquina se mantiene en pie

NEUQUEN (AN).- La crisis política del gobierno nacional no afectará la Alianza neuquina, que se mantendrá unida para enfrentar las elecciones nacionales y municipales de este año.

Los referentes de la UCR y el Frepaso en la provincia, Horacio Quiroga y Oscar Massei, así lo aseguraron durante una conversación telefónica que ayer mantuvieron en Buenos Aires.

El intendente neuquino no sólo ratificó la sociedad de radicales y frepasistas en Neuquén sino que además reiteró que Massei sigue siendo el mejor candidato a senador que tiene la Alianza en la provincia.

Para Quiroga fue un día de debates en el Comité Nacional de la UCR que integra.

En cambio, las conversaciones de Massei en Buenos Aires fueron con la cúpula central del Frepaso y estuvieron dirigidas a analizar las medidas económicas del gobierno y si la fuerza continuaba ocupando espacios en la segunda línea del gobierno de Fernando de la Rúa, como en la secretaría de Medio Ambiente que conduce el neuquino.

Durante una jornada sumamente agitada en lo político, Quiroga y Massei conversaron por teléfono y ratificaron la subsistencia de la Alianza en todos los ámbitos de la provincia.

"Soy un hombre leal al presidente, pero no un chupamedias", se definió el intendente en diálogo con "Río Negro".

Reiteró su oposición a las medidas que había anunciado el ex ministro Ricardo López Murphy y que afectaban a la Patagonia, como la supresión del subsidio al consumo residencial de gas y la rebaja impositiva de las naftas en la región cordillerana y sur.

"No estoy dispuesto a comerme un garrón", advirtió antes de hacer notar, por injustos, ciertos privilegios que disfrutan otros estados provinciales, como la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

En la capital federal -dijo- "todos estamos financiando la seguridad y la justicia", dos servicios que no fueron transferidos aún al gobierno distrital. Lo mismo opinó sobre el Fondo de Reparación Histórica del conurbano bonaerense, "que se mantiene", agregó.

Mencionó el subsidio nacional a los ferrocarriles urbanos de Buenos Aires y su conurbano, y consideró que "pareciera que el país empieza en el río de la Plata y termina en la General Paz". Con estas ideas, quiso diferenciarse de las políticas de racionalización del gasto que afecten la zona sur del país.

-¿Saldría a apoyar a Domingo Cavallo? -le preguntó este diario a Quiroga.

-Hay que ver cómo funciona este gobierno de unidad nacional -respondió- Hay que tener precaución.

"Ahora estoy concentrado en el gobierno de la ciudad de Neuquén, que ha demostrado que es progresista", añadió desde Buenos Aires, donde esperaba por un avión para retornar a Neuquén en un día de paro en todo el país y de sudestada en la capital federal.

"Estuve charlando con Massei y no creo que en Neuquén haya problemas" con la continuidad de la Alianza. "Hay que evitar responder con las tripas y, en cambio, utilizar la mente", recomendó.

Y enseguida advirtió que la administración de la municipalidad de Neuquén es una actividad exclusiva en su vida y que, llegado el caso, podría transformarse en algo "excluyente de cualquier otra actividad, hasta de ir a ver un partido de fútbol".

Sobisch analiza los anuncios formulados por Domingo Cavallo

NEUQUEN (AN) - El gobierno neuquino se tomará dos o tres días para analizar los anuncios realizados anoche por el ministro de Economía de la Nación, Domingo Cavallo, según dijo anoche el jefe de Gabinete, José Brillo, poco antes de una reunión del equipo de colaboradores de Jorge Sobisch.

Brillo reunió anoche el gabinete en la residencia oficial de la Costa, donde vive Sobisch desde su afección cardíaca, para comenzar a analizar los anuncios. Luego, ministros, secretarios, diputados y otros funcionarios compartieron un asado con el gobernador.

A través de Pedro Salvatori (hijo), director de Información Pública del gobierno, Brillo comunicó que de la reunión de anoche no surgiría una conclusión sobre el impacto en la provincia del plan de Cavallo.

La eliminación de los subsidios nacionales a las naftas y al gas en la Patagonia que impulsaba el ex ministro Ricardo López Murphy y que había sido duramente criticado por los gobiernos provinciales del sur, dependerá ahora del éxito del plan económico y del otorgamiento de facultades legislativas al Ejecutivo nacional, dijo ayer Cavallo.

La reunión de gabinete comenzó anoche con la presencia Sobisch, pero luego el mandatario se retiró a su oficina particular de la residencia y los ministros continuaron solos, mientras en el quincho ubicado detrás de la casa se preparaba el asado.

En la reunión de gabinete también estaba planeado analizar los hechos de violencia que sacudieron por la mañana el centro de la ciudad de Neuquén, especialmente los bancos.

En paralelo, Guillermo Pellini se reunió con los representantes del sector ganadero para analizar la situación sanitaria de la hacienda vacuna tras los casos de aftosa.

En el interior provincial, el paro se sintió más en el sector público

En las principales ciudades del interior de la provincia hubo un dato común: alta incidencia del paro en la administración pública y algunos servicios de transporte -especialmente de media y larga distancia- y normalidad en el comercio y actividades privadas. En las escuelas fue muy fuerte, y en San Martín de los Andes y Cutral Co se realizaron manifestaciones. En Chos Malal no hubo movilización y la jornada transcurrió sin inconvenientes, igual que en Zapala, donde el ausentismo llegó al 80%.

En San Martín y Junín de los Andes el paro tuvo alta adhesión en el sector educativo, tribunales, transporte y en algunas dependencias públicas, pero pasó inadvertido en el comercio regional. Por la tarde se realizó una movilización en San Martín que reunió a unas 400 personas, con fuertes consignas contra el tándem De la Rúa-Cavallo, pero sin incidentes. Al cierre de este despacho confluyeron en el salón del Centro Cívico. Para anoche estaba previsto en San Martín un "apagón general" en protesta por las medidas económicas.

El mayor acatamiento al paro se registró entre los docentes, que en San Martín exhibieron un nivel de adhesión del 86%, mientras que en Junín fue casi del 100%. Los hospitales en ambas ciudades trabajaron normalmente, ya que el acatamiento fue parcial. En Junín, la justicia trabajó con guardias.

En la terminal de ómnibus de San Martín no hubo actividad para las empresas de larga y media distancia, pero fue normal el transporte urbano y los servicios de corta distancia, a Junín y La Angostura.

El Banco Nación de San Martín trabajó con normalidad al igual que el Banco Patagonia. El BPN cerró sus puertas a poco de abrir y que el Francés operó sólo para sus clientes habituales, a puertas cerradas.

La adhesión también fue muy alta en las oficinas del EPEN en ambas ciudades. Otro tanto ocurrió en la intendencia del Parque Nacional Lanín, pero en cambio la Aduana y las oficinas de Vialidad Nacional funcionaron con normalidad. Entre las líneas aéreas, la SW operó normalmente -aunque derivó vuelos a Bariloche por problemas meteorológicos-, mientras que Austral no tuvo vuelos a Chapelco-Carlos Campos. Por la mañana también hubo movilización de estatales en Junín de los Andes.

En Cutral Co, los trabajadores del hospital Aldo Maulú realizaron una nueva manifestación convocados por las seccionales locales de ATE Y CTA. Hubo altos índices de ausentismo en escuelas, y en el EPAS, lo cual generó inconvenientes en el suministro de agua potable. Hasta la carpa frente al hospital llegaron los docentes de ATEN en apoyo de las demandas de los trabajadores de ese establecimiento.

En Chos Malal, la adhesión al paro fue alta entre los docentes, judiciales, salud pública y los trabajadores del EPEN, al tiempo que quedó paralizado el transporte de media y larga distancia. Los comercios mantuvieron sus puertas abiertas. (ASM/ACC/ACHM/AZ)


Comentarios


La Alianza neuquina se mantiene en pie