La amistad genera efectos benéficos en la vida de chicos y grandes

"Sigue siendo el mejor refugio para los adolescentes", atestiguan en Cipolletti. Enseñanzas de experiencias en el hospital público que, por obvias, suelen olvidarse.

CIPOLLETTI (AC).- Se dice que los amigos son importantes en la vida. Que son el refugio en los momentos difíciles. Que sólo saber que existen nos genera una tranquilidad que de otra manera no se lograría.

Tanto se habló y se habla de la amistad que desde hace años los científicos también le prestan atención. Dejó de ser uno de los temas predilectos de poetas y artistas y pasó a ser parte de los estudios de las academias.

Pero mientras la ciencia intenta explicar por qué la amistad genera efectos benéficos en la salud física y psíquica de los humanos, en su práctica cotidiana los profesionales de la salud saben que las personas que cuentan con amigos tienen una mejor calidad de vida. Sobre todo lo saben aquellos que trabajan con adolescentes, con los jóvenes que transitan esa etapa de la vida en la que pareciera que sólo importa uno mismo. En la que es difícil descentrarse, en la etapa en que "el mundo está en nuestra contra" y "nadie nos entiende", según las frases más escuchadas.

"Vivo a diario con los adolescentes. Lo que vemos es que cambió el lugar del saber. Ya no lo ocupan los adultos sino ellos. El lenguaje que utilizan son códigos que los padres no entienden y eso les provoca un alejamiento que no saben cómo resolver", resumió la licenciada en Servicio Social, Alejandra Ramírez, del servicio de adolescencia del hospital local. Descubrió que, en casos difíciles de resolver, recurrir a los amigos de los jóvenes es una de las estrategias posibles para ayudarlos a comenzar a superar el conflicto.

Pero ¿por qué?. Porque los adolescentes, dijo, "se refugian entre ellos, la amistad es sumamente importante y el tema de la lealtad juega un rol fundamental. Saben que sus amigos no los van a traicionar".

Según la experiencia de Ramírez, los amigos de la adolescencia aportan aspectos que luego formarán parte de la personalidad de un adulto. Condiciones que de otra manera no se lograrían.

"Las cosas que en la casa no se hablan se conversan con amigos. Entonces esto les ayuda a resolver conflictos, aprenden a negociar, a aceptar. Y si bien muchas veces no les gustan las sugerencias o consejos que entre ellos se dan, aprenden a aceptarlo", explicó.

Los amigos son el continente en el que los jóvenes se pueden refugiar porque "es donde encuentran la capacidad de escucha, de tolerancia. Entre ellos no se juzgan".

¿Qué pasa con aquellos chicos que no tienen amigos?. "En principio son más solitarios y tienen baja autoestima. En la escuela suelen tener rendimientos académicos más bajos y muchas veces tienden a involucrarse en actividades delictivas. De pronto, los adolescentes que están más contenidos, que pueden salir, que tienen amigos donde descargar sus tensiones, su dolor psíquico, sus depresiones o los problemas familiares, pueden resolver mejor situaciones de dolor o depresión. Sobre todo porque saben que tienen alguien que los escucha", sostuvo.

¿Qué buscan los adolescentes de sus amigos? "Tener amigos es intrínseco al adolescente. Son sus pares, aquellos que tienen ideales parecidos. Esto les sirve para identificarse. Soy fulanito, soy menganito. Les permite ser parte de. El adolescente que no es "parte de" se siente excluido, marginado. Es uno de los factores protectores en aquellos momentos en los que están abatidos. Frente a un problema es la primera persona a la que recurren. Por esto cumplen una función de contención, de afecto y de saber que no están solos. Tener amigos les cambia la mirada y les cambia el ánimo", concluyó Ramírez.


Comentarios


La amistad genera efectos benéficos en la vida de chicos y grandes