La atención de los abortos en la Salud Pública neuquina

““La mayoría de mujeres que usaron Misoprostol, no requirieron atención hospitalaria”, afirma la jefa del servicio de Ginecología del Hospital Castro Rendón que utiliza un riguroso protocolo de atención pos aborto y registra valiosos datos a la hora de saber cómo va cambiando el escenario por el uso del medicamento para la interrupción del embarazo.



#

Foto gentileza 8300 Web

Entrevista a Gabriela Luchetti

El servicio de Ginecología del Hospital Castro Rendón cuenta con resultados de un monitoreo inédito sobre mujeres que utilizaron solas el Misoprostol para la interrupción de un embarazo y por ello no requirieron internación , en relación a las mujeres que acudieron a otros métodos y por la gravedad de las complicaciones si la requirieron. El estudio es único en el país y permite advertir el revolucionario resultado de la droga a la hora de bajar la cifra de internaciones por esta causa tan injustas como evitables.

En Neuquén sobre 700 egresos hospitalarios, unos 200 correspondieron a complicaciones pos aborto realizados en condiciones de riesgo durante los últimos 6 años. El dato singular en esta provincia es que, pese a la prevalencia de casos, las mujeres reciben un trato amigable y respetuoso a la hora de acudir al servicio público, se utiliza un riguroso protocolo de atención pos aborto y registra valiosos datos a la hora de saber cómo va cambiando el escenario por el uso del Misoprostol.

La inexistencia de números que revelen las cifras reales del aborto en Argentina es un síntoma. Y una de las primeras consecuencias de tal situación es que hay resistencias a la hora de admitir que el aborto realizado en la ilegalidad es uno de los principales problemas de salud pública del país. Desde hace casi 30 años el aborto es la primera causa de muerte materna en el país y, pese a las rústicas cifras que circulan, se sabe que hay casi tantos abortos como nacimientos. El aborto se practica y se practicará, esté prohibido o no. Y mientras se criminalice, habrá muertes de mujeres. Mujeres pobres y jóvenes, en su mayoría madres de niños pequeños.

La prevalencia de los casos es enorme, pero pese a ello hay profesionales del sector servicio que no hablan del problema, o maltratan a mujeres que llegan con complicaciones pos aborto al hospital. El temor a ser denunciadas es tal que acuden a la atención tarde, y ponen en grave riesgo sus vidas, quedan mutiladas o mueren. Pero el panorama presenta fisuras. Hay hospitales más “amigables” con las mujeres que piden atención por complicaciones por abortos, como el de Neuquén. El Hospital Castro Rendón, es un modelo de atención al respecto. La jefa de Ginecología, Gabriela Luchetti y su equipo procuran que se respeten los derechos de las mujeres que acuden al servicio. Por tal motivo recibieron un premio y cientos de reconocimientos.

El trabajo lleva años, pero la siembra fue exitosa. Desde el año 2006 no se han hecho denuncias a mujeres en situación de aborto en condiciones de riesgo, lo cual requirió un trabajo previo hacia adentro del Servicio. En varios sentidos el grupo está a la vanguardia. Elabora sus propias estadísticas y éstas les permiten tener certezas sobre uno de sus principales problema. En esta entrevista, Luchetti cuenta que ya tiene resultados de un monitoreo inédito sobre mujeres que utilizaron solas el Misoprostol para la interrupción de un embarazo y las mujeres que recurrieron a otros métodos. El estudio, advierte, es modesto pero probablemente único en el país.

“El Misoprostol trajo consigo un empoderamiento fenomenal de las mujeres”

-¿Utilizan el Misoprostol en tu servicio?

-En los no punibles, sí. Pero lo interesante es evaluar cómo lo utilizan las mujeres, el empoderamiento fenomenal que esta droga trae consigo. Hicimos un trabajo en diciembre. El programa nacional de mejoría de la calidad de la atención pos aborto en la Argentina, atención que era terrible, implementó un formulario que todavía no tiene respaldo informático pero que yo pedí para implementarlo en Neuquén. Y después me llamaron para que expusiera resultados porque ellos no la habían usado, no la usó nadie. La cosa es así, la mujer que viene por guardia y no se la interna porque usó Misoprostol y le fue bien, pero tiene pérdidas o dudas, igual se le llena la ficha. Se le pide una eco para ver si el aborto está completo o un análisis. Entonces tenemos información de las mujeres que estuvieron internadas y las que no y vimos las diferencias entre una y otra. Somos los únicos en el país que tenemos algún dato de esa población de la que no teníamos datos, la población es la que hace aborto ambulatorio.

- ¿La mayoría de las mujeres que usan la droga no requieren atención hospitalaria?

-Así es, el Misoprostol provoca un empoderamiento enorme, que cada persona pueda hacerse un aborto sin hacerse daño, y suministrársela sola en la boca o en la vagina, es sin duda un cambio revolucionario en la vida de las mujeres. Si el embarazo es menor de 10 semanas el aborto se produce inmediatamente, y consiste en un sangrado similar al de una menstruación. Las mujeres que lo realizan, en su mayoría, no necesitan ir al médico después de realizado. Son más las que no van que las que van al médico después de provocado el aborto. Los signos que deben hacer que una mujer vaya a consulta son los siguientes: si el sangrado es más que el de tu menstruación, si hay fiebre, si las molestias por contracciones no pasan luego de tres horas.

-¿Cómo se usa el Misoprostol (la caja de 16 cuesta en Neuquén cerca de 300 pesos si se compra sin receta) ?

-Con 4 pastillas de Misoprostol en el 80% de los casos se produce un aborto espontáneo. En algún caso se repite la dosis hasta 3 veces más. Los uruguayos tienen “reducción de daños y riesgos”, ellos no recetan Misoprostol, ni hacen abortos pero sugieren dónde comprarlo, cómo usarlo, atienden a estas mujeres amigablemente y le garantizan confidencialidad. Con esta práctica redujeron notablemente la internación en un hospital de Montevideo. Aquí también las mujeres también tienen dónde obtener la información, inclusive hay una línea telefónica que comenzó a asesorar en su uso.

- El registro permitió saber que las mujeres que lo usaron, por ejemplo, están escolarizadas

-Sí, el 15% de los aborto ambulatorios tenían educación universitaria, y solo el 1% de las que se internaron lo eran.

-¿Cuántas muertes por aborto registran en Neuquén desde que estás al frente del servicio?¿ Las complicaciones por aborto sigue siendo la primera causa de internación?

-Hasta el año 2008 el aborto era la primera causa de muerte materna en Neuquén. La cifra varía mucho año a año porque es muy pequeña. Por ejemplo, hay años en que no hay ninguna muerte por aborto, y el total de muertes maternas cada año es entre 3 y 6 mujeres aproximadamente por ello, 1 muerte por aborto en 3 o 6 cambia mucho, estos números se manejan con cuidado y se tabulan por quinquenios o decenios. Sabemos que la primera causa de egresos de los servicios de ginecología de los hospitales públicos de Argentina son las complicaciones por aborto realizados en condiciones de riesgo. Y eso no cambió a pesar de Misoprostol.

-Hace tiempo que se señala que con la información no alcanza porque las mujeres se embarazan, muchas veces usando métodos anticonceptivos

-En la Encuesta Permanente de Hogares de 1994 se adjuntó una hoja en donde se le preguntaba a la jefa de hogar si se cuidaba y cómo. Esa encuesta reveló que las mujeres se cuidaban poquísimo. Atrás de todo esto, claro, había aborto. Hay una proyección que se hizo hace 3 años que dio que en Argentina hay 450.000 abortos por año y 500.000 partos. Hay casi tantos abortos como partos. ¡Miren si no tenemos que hablar de esto!

- Muertes que podrían evitarse, cambiando una ley que es discriminatoria...

-Así es. Como en Argentina el aborto es ilegal, acá hay una confusión, todos los abortos son clandestinos. Lo que pasa es que unos se hacen en condiciones de riesgo y otros no. Las que se lo hacen en condiciones de riesgo son las mujeres pobres. De modo que aquí hay una alta carga de inequidad social, no sólo es nuestro primer problema- lo digo yo como jefa del servicio de ginecología de un hospital de Neuquén- sino que además es un problema que revela inequidad. El aborto es altamente prevalente, y la muerte como consecuencia de haber sido realizado en condiciones precarias es evitable, es injusta e innecesaria. Todo lo que en Salud Pública es evitable, injusto e innecesario es inequitativo”, explica con énfasis.

-Está demostrado que los países que despenalizaron no tienen muerte por aborto

-Exactamente, casi no tienen muerte por aborto, ni ingresos por complicaciones. La primera causa de muerte materna es el aborto. En términos económicos, el aborto en condiciones de riesgo y sus consecuencias, consume grandes cantidades de presupuesto del sector. La mayoría de los métodos caseros usados demuestran la desesperación en la que las mujeres están sumidas, a punto tal que arriesgan su vida.

- Entre los datos que no se computan a la hora de hablar de consecuencias de abortos clandestinos es que ocurre, normalmente, en mujeres que son madres y que tienen niños pequeños, lo cual es dramático cuando estas mujeres mueren.

-Está comprobado, lo dice el Banco Mundial en un informe reciente, donde hay una mujer empoderada, hay chicos que van a la escuela, donde hay una mujer que sabe leer y escribir, hay un niño que va a terminar la primaria, es una relación directa. Esto quiere decir otra cosa, que donde se muere una mujer es un drama. Una mujer que muere por complicación de un aborto es una mujer en edad reproductiva que deja niños en la más brutal soledad. Una mujer, entre los 15 y 49 años, es su edad reproductiva y sólo por eventos reproductivos, tiene más riesgo de enfermar y morir que un hombre de su misma edad. Está demostrado. La muerte materna es esa: muerte durante embarazo, parto, puerperio. Todas causas prevenibles, entre ellas, legalizar el aborto. En Argentina, el aborto sigue siendo la primera causa de muerte materna, 27% del total.

-Los Objetivos del Milenio son por ahora eso, una meta, casi una utopía

- Lo bueno de los Objetivos es que son 8 y tienen 23 metas a cumplir y las metas son medibles. Podemos decir que estamos a tal distancia de lograrlos. El Objetivo 3 está relacionado con la reducción de la mortalidad materna, es lograr la igualdad entre los géneros, que para nosotras es empoderar a las mujeres porque está demostrado que con ellas hay mayores posibilidades de cumplir con los restantes objetivos: mayor educación, menos pobreza, etc. Hay que empoderar a las mujeres para que la humanidad cambie.

Por Susana Yappert (sy@fruticulturasur.com)


Comentarios


La atención de los abortos en la Salud Pública neuquina