La atención sanitaria demanda 220 millones al Ipross

Una investigación interna reveló que la obra social del Estado tiene un déficit de 40 millones anuales. El promedio de inversión anual por afiliado es de $ 12.588, con un gasto mensual en remedios de $ 150. El estudio permitió determinar qué grupos exigen mayores erogaciones, para definir a partir de allí dónde debe buscarse la optimización del gasto.



Archivo

VIEDMA (AV).- Los gastos de atención sanitaria alcanzan anualmente los $ 220.436.435 para el Ipross, según una investigación interna elaborada en la obra social rionegrina.

El presupuesto anual ronda los 180 millones, en consecuencia el déficit está ponderado en casi 40 millones.

Este análisis fue calculado sobre una base de 131.570 afiliados, cuyo consumo anual promedio representa individualmente $ 12.588, de acuerdo al estudio al que accedió “Río Negro”.

El costo promedio por receta fue establecido en $ 104, mientras que el gasto promedio por afiliado consumidor mensual de medicamentos se ubicó en $ 150.

La inédita investigación demandó casi cinco meses de elaboración. Para confeccionarla se tomaron en cuenta las inversiones realizadas sobre cada programa prestacional, la cantidad de afiliados, consumos promedios y costo total por nivel de afectados.

El que más recursos eroga es el sector denominado de “alto costo”. Se trata de 1.945 afiliados, con un consumo promedio anual de $ 31.481 y un valor total de $ 61.230.059.

En esta franja quedaron situados aquellos que demandaron prótesis, (9,2 millones), atención por discapacidad (8 millones), coberturas de HIV-sida (7,5 millones), oncológicos (7 millones), hemodiálisis (6,2 millones), artritis (5,7 millones), esclerosis múltiple (5,6 millones). Los casi 10 millones restantes están vinculados con cuadros de hemofilia, angioplastias y transplantes; entre otros.

La franja de “mediano costo” está compuesta por un total de 14.000 afiliados con un consumo anual promedio de $ 5.859 y un presupuesto de $ 83.021.173. En esta última cifra, se incluyen los pagos por coberturas en sanatorios (57,9 millones), pacientes diabéticos (10,9 millones), derivaciones a Buenos Aires (6,2 millones). El cuadro se completa con afectados crónicos o epilepsias (casi 8 millones).

Los afiliados de “bajo costo” para el Ipross son los atendidos en el primer nivel ($ 25,8 millones), plan ambulatorio farmacéutico (18,8 millones) y los planes maternos (3,4 millones). Esta categoría con 115.625 afiliados implica $ 48.242.139 con un promedio de consumo anual de $ 417.

Para completar los gastos fueron contabilizados otros $ 32.943.063 que no tienen un análisis preciso aún.

El gasto total y porcentaje agrupado significan 37% en “mediano costo”, 27% en “alto costo”, 21% en “bajo costo” y 15% en otras facturaciones.

El secretario técnico, Sergio Wisky, explicó que “la idea de este trabajo es hacer un diagnóstico para ver en qué estamos gastando, y luego determinar las políticas orientativas tratando de optimizar los recursos”.

Agregó que “permitirá armar un nuevo esquema de financiamiento” con el propósito de evitar un déficit anual de casi 40 millones de pesos que sufre la obra social. Los 180 millones están efectivamente contabilizados en el sustento financiero de ingresos por aportes laborales y patronales de la administración pública, y un subsidio estatal de 22 millones que hace el Tesoro rionegrino. Dentro de los 220 millones -originados en las erogaciones de los cuatro grupos- hay que englobar entre 25 y 30 millones de deuda prestacional.


Comentarios


La atención sanitaria demanda 220 millones al Ipross