La auditoría estuvo a punto de fracasar

Pasivo ambiental de la ex-Indupa

CINCO SALTOS (ACE).- La consultora Cooprogetti presentó ayer el cuadro de avance sobre la consultoría ambiental que desarrolla desde el 2010 en esta localidad con el compromiso de un informe final en mayo del 2014. “Indupa entregó informes de salud de unos 1.000 extrabajadores, ninguno con enfermedades” producidas por contaminantes, sostuvieron los profesionales, lo que devino en las consultas sobre el informe epidemiológico que había iniciado Salud Pública de Río Negro y que quedó sin avances a poco de haberse iniciado. Los encargados de la consultoría explicaron que su labor fue auditar lo hecho por la firma, constatar la contención que tienen los contaminantes que generó la industria química, y proponer acciones al término del relevamiento. El informe dejó una mediana impresión entre los asistentes, incluso entre los más escépticos. La firma comprometió para mayo los valores hallados de los contaminantes, el nivel de seguridad de los confinamientos y la sugerencia del accionar en el área. La secretaria de Medio Ambiente de la provincia, Laura Juárez y el subsecretario Rodrigo Romera Bueno destacaron que hubo que recomponer la relación con la consultora, que se habían deteriorado con las anteriores autoridades. “No vamos a parar hasta tener el mapa y hacer la remediación, hubo que recuperar el rumbo de la auditoría”, plantearon. El de ayer fue el primer informe público durante la actual administración. Unos 70 vecinos participaron del encuentro-taller donde se brindaron detalles de los muestreos realizados. El geólogo Francisco Nullo, gerente del proyecto para esta auditoría en esta nueva etapa, dijo que bajo la isla de la ex-Indupa, continúa la pluma de mercurio y otros elementos, y que “está establecida” como lo había informado Imextrade, la empresa residual encargada de sanear el pasivo ambiental de la industria química. Aseguró que por debajo de la isla “el agua se filtra y moviliza los valores de mercurio y otros elementos” confinados en el predio donde funcionó la industria química, a la vera del canal principal de riego. Sostuvo que de los análisis del canal San Pedro, del canal principal y en el brazo de la isla, los valores de mercurio en agua fueron de índices bajos, sin embargo, en los muestreos de sedimentos, habían sido elevados. “El repositorio sobre la barda donde se volcó la mayor cantidad de elementos contaminantes no está afectado (por erosión u otros elementos), pero hay que cuidarlo porque en volumen y en elementos es mayor a todo lo que hay en la isla y hay que tener cuidado que no se vaya al Valle”, sostuvo el profesional.


Comentarios


La auditoría estuvo a punto de fracasar