La autopsia ratificó causa de tragedia

El examen fue efectuado a uno de los seis hermanos. Hoy será el entierro en Zapala



ZAPALA (AZ).-La trágica muerte de los seis hermanitos que enlutó ayer a esta ciudad se produjo a raíz de una intoxicación con monóxido de carbono según lo determinó la autopsia que efectuaron médicos forenses policiales sobre uno de los cuerpos. En tanto, seguía evolucionando favorablemente en un nosocomio de la capital neuquina el único sobreviviente del episodio quien fue rescatado del departamento de la calle Quillén. Ayer se produjo el velatorio de las víctimas y alrededor de las 9 de hoy estaba prevista la inhumación de los cadáveres. El caso estaría cerrado ya que no se hallaron elementos que permitan suponer otro origen en la muerte de los chicos.

La autopsia que se practicó sobre el cuerpo sin vida de Rocío Natalí Arce de 13 años no dejó margen para las dudas. Los médicos forenses confirmaron de inmediato la muerte por inhalación de monóxido como todas las fuentes judiciales y policiales habían adelantado en primera instancia. La contundencia del resultado evitó que se realizaran nuevos estudios sobre el resto de los hermanitos. La nómina de fallecidos se compone además de Oriana Quilodrán de 2 años, Mada Elizabeth Arce de 9, Franco Joaquín Quilodrán de 3, Melania Abigail Arce de 11 e Imanol Alexandre Arce de 8 meses.

Mientras, Ariel Antiñir, el joven que permanecía junto a los hermanos en el departamento se reponía en Neuquén y hasta el cierre de esta edición se mantenía estable.

Ayer, en medio de muestras de congoja se llevó a cabo el velatorio de las infortunadas víctimas. La madre, Sandra Viviana Arce de 40 años, recibió las condolencias de la comunidad.

Los investigadores casi no tienen dudas en torno del hecho. El drama se habría originado cuando Sandra Arce partió hacia el hospital alrededor de las 4.30 del lunes con uno de sus hijos que requería atención médica. Al parecer su estadía se prolongó toda la jornada ya que el pequeño debió ser internado.

A todo esto la mujer que realizaba la limpieza de la vivienda llegó hasta allí a las 10.30 pero nadie abrió la puerta ni le contestó. Extrañada, se retiró pero luego, entre las 13 y las 14 regresó puesto que la situación le parecía extraña. Una vez más sus llamados resultaron vanos por lo cual optó por irse.

Por otro lado se conoció que pese a las reducidas dimensiones el departamento contaba con tres calefactores, uno de 4.000 calorías y los restantes de 2.000, los cuales estaban encendidos junto a la hornalla de la cocina en el momento en que los oficiales de la policía provincial lograron ingresar.


Comentarios


La autopsia ratificó causa de tragedia