La Banda de Allen ya toma clases

Quedó conformada "Uaique Nelo", la banda musical de Allen que agrupa a adolescentes en riesgo. Por ahora reciben clases del jefe de la Banda del Batallón 141 de Ingenieros de Neuquén. Les faltan los instrumentos y por ello están organizando actividades para reunir fondos.



ALLEN (AA) – Alrededor de medio centenar de niños y jóvenes de distintos barrios de esta ciudad, conformaron finalmente la banda musical de Allen “Uaique Nelo”. La propuesta está dirigida fundamentalmente a ofrecer una alternativa cultural a niños de escasos recursos y también a aquellos que suelen deambular por las calles.

Desde las últimas semanas estos comenzaron a tomar clases de música, aunque aún les resta adquirir los instrumentos para practicar lo aprendido. Por ese motivo comenzarán con actividades para juntar fondos y poder comprarlos, aunque “son muy caros”, se lamentaron.

El proyecto fue encarado por un grupo de vecinos de la localidad, destinado a ofrecer una oportunidad distinta a adolescentes mayores de 13 años y adultos sin límites de edad. La idea es “hacer música popular”, para participar en la celebración de actos patrios y fechas locales públicas en espacios abiertos.

Así adelantaron que algunos eventos y espectáculos musicales destinados a recaudar dinero, para poder incursionar en la primera compra de instrumentos, se pondrán en marcha la próxima semana. “Todavía no tenemos la fecha precisa, pero nos confirmaron que van a venir los hermanos Bongiovani de Neuquén”, comentó Ramón Albornoz, uno de los impulsores de la iniciativa comunitaria.

“Esto va a ser a beneficio para la compra del equipamiento de la banda y para poder cubrir los gastos del profesor”, comentó además.

El actual maestro del grupo es el jefe de la Banda del Batallón 141 de Ingeniería de Neuquén, a través del cual se consiguieron en préstamo algunos instrumentos aunque la tarea se dificulta cuando los chicos necesitan realizar las prácticas diarias.

Por esta razón, un carpintero de la localidad está haciendo tambores y bombos, y también se han iniciado gestiones para conseguir otros equipos usados, pero “los valores son muy altos”.

“Un saxo alto es el que más nos hace falta, porque los chicos no pueden aprender a tocarlo si no lo tienen”, señaló Albornoz.

“La idea es volver a aquella vieja banda que tenía Allen, el típico toque en la plaza, y también estar presentes en los desfiles y actos patrios”.

Una campaña de socios protectores se está llevando a cabo además, para apadrinar a los jovencitos que no pueden abonar la cuota mensual de tres pesos.

Un grupo de chicas “bastoneras” de la ciudad se acopló además a la banda, que tiene como meta para este año cerrar la actividad con un espectáculo abierto a toda la comunidad.


Comentarios


La Banda de Allen ya toma clases