La banda de los subsidios: Una maraña de recursos legales traba la investigación

La Cámara debe resolver apelaciones cruzadas de la defensa y la fiscalía. El eje de la discusión es la situación del ex intendente Luis Castillo y la presunta existencia de una asociación ilícita.



NEUQUEN (AN)- La Cámara Criminal Primera tiene una maraña de recursos legales cruzados para resolver, vinculados con la investigación del manejo de subsidios en Centenario. En el centro de las apelaciones está el procesamiento del ex intendente Luis Castillo: su defensor pide que lo desprocesen, mientras que la fiscalía quiere que le imputen el delito de jefe de una asociación ilícita.

La semana pasada la Cámara Primera procesó a Héctor “Zapallito” Molina y otros dos punte-ros del Movimiento Popular Neuquino por “peculado”. Revo-có así una decisión del juez Alfredo Velasco Copello, quien había decretado su falta de mérito. El trabajo de los camaristas no terminó con ese fallo: ahora deben resolver la situación de Castillo, quien fue procesado por el juez por el mismo delito: “peculado”.

El defensor de Castillo, Ricardo Cancela, apeló y pidió el sobreseimiento. Y el fiscal Pedro Telleriarte también apeló, porque consideró que el ex intendente debía ser procesado por un delito más grave: “asociación ilícita”.

La estrategia de la fiscalía apuntó, desde un principio, a demostrar que en Centenario se había montado una organización dedicada al saqueo de los fondos públicos. En términos jurídicos, la llamó “asociación ilícita” y di-jo que estaba encabezada por Castillo e integrada por funcionarios de su gabinete, por desocupados (como Molina) y por un funcionario del gobierno provincial que responde al ministro de Desarrollo Social, Jorge Lara.

Para varios de los supuestos involucrados reclamó la detención, entendiendo que si seguían en libertad podían entorpecer el desarrollo de la investigación, influir sobre testigos y hacer desaparecer documentación.

El juez Velasco Copello siempre discrepó con este criterio. En el caso de Molina, dijo que no podía probarse la existencia de la asociación ilícita, y al resolver la situación de Castillo ni siquiera mencionó el tema. Por eso el fis-cal apeló.

La Cámara Primera ya le impartió directivas a Velasco Copello para que se pronuncie sobre la presunta existencia de una asociación ilícita. “Deberá proseguirse la investigación a fin de esclarecer todo lo atinente a la materialidad objetiva del presunto delito de asociación ilícita y en su caso quiénes fueron sus integrantes y el protagonismo que tuvieron”, dijeron los camaristas en un fallo de 60 carillas.

Mientras el juez se dedica a este tema, los tres magistrados de la Cámara Primera empezarán a considerar esta semana la situación de Castillo y su presunta participación en la asociación ilícita en carácter de jefe.

Si llegaran a estar de acuerdo con la postura del fiscal, tendrán que ordenar su detención.

El fiscal Telleriarte también pidió que se detenga como integrante de la asociación ilícita a Alejandro Romeo, representante del ministro Lara en Centenario, quien ni siquiera está procesado.

Todos estos recursos de apelación cruzados entre la defensa y la fiscalía mantienen empantanada la causa de la llamada “banda de los subsidios”.

Otro factor que conspira con-tra el avance de la investigación es el escándalo de las ternas: des-de que se conoció la cámara o-culta que el diputado Jorge Tay-lor le hizo al gobernador Jorge Sobisch y al vicepresidente de la Legislatura, Osvaldo Ferreyra, la fiscalía de Delitos contra la Administración Pública se concentró en este nuevo expediente y postergó algunas medidas vinculadas con el caso Centenario.


Comentarios


La banda de los subsidios: Una maraña de recursos legales traba la investigación