La barda del Ñireco quedó en manos de los vecinos

Consiguieron tierra negra para realizar una plaza y custodian las demoliciones pese a las ausencias del municipio. El proyecto integral reconversión está demorado.



#

La junta del barrio Lera construirá una plaza en la zona recuperada. Foto: Toncek Arko.

RIESGO URBANO

La Junta Vecinal del barrio Lera avanzó con las tareas de saneamiento de la barda del Arroyo Ñireco y en cuanto las condiciones climáticas lo permitan comenzarán a construir una plaza en Los Radales, entre 25 de Mayo y Neuquén, en un terreno desalojado por los traslados.

El presidente de la organización barrial, Andrés Ferreira, confió a “DeBariloche” su malestar por las demoras del proyecto de parquización de la zona de riesgo y las declaraciones de algunos funcionarios municipales que señalaron la existencia de nuevos habitantes en las viviendas desalojadas.

El viernes pasado la presidente del Instituto Municipal de Tierra y Vivienda, Mariel Trigo, confirmó a este portal que varias casas que no fueron demolidas fueron alquiladas y que no pocos propietarios se negaban a dejar sus viviendas pese a la inestabilidad geológica del lugar. “Alguna gente se metió y a otra gente le alquilaron los dueños que se mudaron a las 270 viviendas” explicó la funcionaria que no precisó la cantidad de casos.

Información extraoficial indica que hay 75 propietarios que continúan vivienda en la barda porque no fueron adjudicados o no aceptaron la vivienda social asignada por el Estado.

Ferreira sostuvo que las casas que se alquilaron y los propietarios que permanecen en el lugar “son un problema de Tierras y Viviendas” y aclaró que unidades de “la gente que se fue a las 270 Viviendas que firmaron el convenio nos consta a nosotros que no quedó nadie”. La junta vecinal y la cooperativa del barrio mantienen tienen la responsabilidad de custodiar el sector desocupado y mantienen controles permanentes sobre las viviendas desmanteladas.

Robín Jaldo, referente de al Junta Vecinal, destacó los trabajos de limpieza realizados desde que se inició el traslado de las familias a las 270 Viviendas y aclaró que el retiro de los escombro y el movimiento de suelos para la parquización, aún pendientes, es responsabilidad del municipio.

“El saneamiento de la barda, con la limpieza de basura, avanzó hasta la calle Anasagasti, sacamso 250 contenedores de mugre además de la basura que quedó cuando se desmantelaron las casas, todo menos los escombros que le corresponden al municipio, y además se hicieron quemas controladas donde no se podía acceder porque la barda tienen 300 metros de picada” detalló.

El pasado viernes la junta vecinal suscribió un convenio con la CEB para la provisión del compost que permitirá mejorar el suelo de la plaza proyectada en una parcela desocupada sobre los Radales, entre 25 de Mayo y Neuquén.

“Ya tenemos la tierra negra y la base está preparada para comenzar con la plaza en cuanto lo permita el tiempo” explicó Jaldo, que calificó la obra de prioritaria para el barrio Lera que cuenta con 20.000 habitantes pero carece de ese tipo de espacios para esparcimiento de sus vecinos.

“Hay roles que cada uno tiene que cumplir, nos hubiese encantado encargarnos de las máquinas para nivelar el terreno en las zonas desocupadas” confió Jaldo quien admitió que el proyecto integral de parquización está demorado.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


La barda del Ñireco quedó en manos de los vecinos