La beatificación de Ceferino fue recordada en Chimpay



CHIMPAY (AVM).- Con una peregrinación, la misa criolla, danzas, payadores y destrezas se celebró el pasado domingo el quinto aniversario de la beatificación de Ceferino Namuncurá en la tierra que vio nacer al Lirio de la Patagonia. Las actividades comenzaron alrededor de las 10 de la mañana cuando una columna de personas a caballo acompañados por fieles de Ceferino, emprendieron una peregrinación desde la primera mayólica del beato hasta la isla de la beatificación. Allí los jinetes dieron una vuelta simbólica por el predio para rememorar el lugar donde fue beatificado Ceferino Namuncurá. Posteriormente se realizó la misa de las 11 en el escenario natural del parque. El oficio religioso tuvo este año una particularidad ya que el obispo Esteban Laxague fue acompañado en la homilía por el grupo Los Yupanqui, quienes interpretaron la misa criolla para todos los peregrinos. Pasado el mediodía comenzaron las danzas de los alumnos de las escuelas primarias Nº 358 y Nº 59; luego siguieron los espectáculos con la presencia de payasos para los más chiquitos y el canto de los alumnos de la escuela Nº 115. El momento de homenajear a los jinetes que todos los años vienen a Chimpay llegó con las destrezas criollas, que fueron el centro de atención de centenares de personas en el predio del parque y el camping municipal. Esquivando tambores, ensillando el caballo y mostrando sus habilidades los jinetes deleitaron a los presentes acompañados de improvisaciones, milongas y contrapuntos de “El negro Ledesma” junto a los animadores invitados. Además el día acompañó para que artistas locales como Ricardo y Ramón Robledo, junto a Mario Pérez y Miguel Bravo mostraran sus dotes artísticos frente al público presente. El broche final de la jornada lo pusieron Los Yupanqui, quienes se presentaron en el camping para cantar a todos los peregrinos.


Comentarios


La beatificación de Ceferino fue recordada en Chimpay