La beba está bien y la madre no aparece

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM) - Mientras la beba recién nacida encontrada en un pastizal próximo a la Ruta Alternativa Norte de esta ciudad, permanecía internada en el hospital local y en perfecto estado de salud, continuaba la intensa búsqueda de su madre, quien se presume la abandonó tras el alumbramiento en el mismo lugar del hallazgo. Fuentes ligadas a la investigación indicaron que se siguen diversas hipótesis, a la vez que se espera cotejar los registros hospitalarios de esta ciudad y la vecina Junín de los Andes con la situación actual de cada una de las embarazadas atendidas en ellos, y que por cuyo estado pudieran coincidir con la fecha de alumbramiento. Como fuere, tampoco se descarta que la mujer pudiera haber venido de otro lugar, como la zona rural o parajes de la región y que, eventualmente, no hubiera tenido contacto con los profesionales médicos. Ayer, desde la guardia del hospital Carillo se informó a este diario que era muy bueno el estado de salud de Ana Sol, tal como fue “bautizada” de cariño por el personal del centro asistencial. La beba, que pesó 3,220 kilogramos, se encuentra internada en la sala general de Neonatología. La pequeña fue hallada por una vecina de esta ciudad, que circunstancialmente caminaba por el lugar, cuando se vio sorprendida por un llanto. Relató a medios locales que la niña estaba desnuda y con manchas de sangre, que serían producto de reciente nacimiento. El hallazgo se produjo alrededor de las 9.30 de la mañana. Se desconoce a qué hora nació la niña, pero todo hace presumir que fue entre la madrugada y las primeras horas de la mañana del primer día del año, conforme el momento del hallazgo. El sitio en cuestión está próximo al Regimiento Cuatro de esta ciudad, y de la intersección del camino que lleva al paso Hua Hum.


Comentarios


La beba está bien y la madre no aparece