La CAFI quiere ser parte del acuerdo frutícola

Los empresarios buscan intervenir en el proyecto de transparencia.



La Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) manifestó su apoyo al anunciado proyecto para transparentar la venta de fruta, “tal como lo hiciera al firmar los convenios complementarios de competitividad con el gobierno de la provincia de Río Negro”, y reclamó ser parte de su redacción.

Los empresarios sostienen que pese a que los compromisos asumidos por los gobiernos nacional y provincial, en los convenios de competitividad, “no han sido cumplidos en los aspectos esenciales (subsidio a productores, reconocimiento de los saldos técnicos de IVA, créditos para recuperación el capital de trabajo, P.A.R., reducción de la presión fiscal provincial, etc.), la entidad continua apoyando el proyecto de reglamentar la compra-venta de frutas, siempre que fuera parte de su redacción, antes de ser enviado a la Legislatura”.

Explica que “como es un acuerdo entre partes, que tendrá convalidación legislativa, es indispensable que este acuerdo se produzca antes de su tratamiento y sanción”.

La CAFI manifestó que “siempre ha sostenido la necesidad de normalizar las relaciones y crear mecanismos que den permanencia a una forma asociativa entre el productor y el empaque” y que “quizás la forma propuesta de la “consignación” no sea la más indicada, pero es indispensable que ambas partes se sometan a los acuerdos y existan rigurosas sanciones por incumplimiento, para ambas partes”.

Consideran que “es muy interesante la propuesta del gobierno de promocionarlos mediante exenciones fiscales, pero lo sería mucho más si se realizaran anuncios concretos en orden a la continuidad de las tareas contra la carpocapsa, ya que las condiciones de fitosanidad y calidad con que se llegará a la cosecha, tomando en cuenta las informaciones más recientes en materia de curas y tratamientos, son sinceramente preocupantes”.

La Cámara le propuso el miércoles al subsecretario de Agricultura, que la parte proporcional de la contribución de las provincias en el convenio de competitividad (el subsidio a productores) “sea entregado en bonos Lecop” a los chacareros, si es que los estados provinciales “los reciben en el marco de los recientes acuerdos firmados. Estos bonos, podrían ser entregados a Repsol-YPF en cancelación de la compra de combustibles faltantes para la realización de las curas, cuya necesidad fue expuesta por la Federación e Productores” dice finalmente.

Los trabajadores rurales reclaman un espacio

ALLEN (AA)- El gremio rionegrino de los trabajadores rurales también quiere tener injerencia y participar activamente en la Mesa Frutícola de Río Negro, junto a los demás sectores que integran la actividad. Según se indicó desde UA-TRE, se manifestó esta intención en la secretaría de Fruticultura provincial, aunque aún no han obtenido respuestas.

Además se mostró una fuerte preocupación en el sector debido al fuerte desempleo que existe a esta altura de la temporada, dado que “en las chacras prácticamente no están dando trabajo”.

Como base del requerimiento manifestaron que los obreros rura-les, en calidad de mano de obra directa, constituyen una de las partes interesadas en la actividad, por lo cual “merecemos tener un lugar allí, donde podamos debatir nuestras problemáticas”, sostuvieron, “tanto con los productores como con el gobierno de la provincia”.

Los conflictos entre los trabajadores y los productores y empresas empleadoras, son cotidianos en la época de temporada frutícola, mayormente debido a cuestiones por falta de pago de los jornales correspondientes y por los perjuicios que acarrea el “trabajo en negro”. Estos son algunos de los puntos que se pretende llevar a la mesa de discusión, se indicó.

“Nosotros queremos participar de esta mesa junto con todos los demás sectores, los productores que tienen la fruta y los empresarios, que la comercializan, pero ¿quién pone la mano de obra?”, expresó Haidé Coila, delegada gremial de UATRE en esta ciudad. “Hasta ahora este gremio en Río Negro no fue convocado por el gobierno. Dijeron que lo van a ver, evaluar, pero hasta ahora no pasó nada”.

“Blanquear” la situación laboral de los empleados en las chacras y asegurar a éstos el cobro del jornal mínimo garantizado por ley, junto al cumplimiento de la jornada de trabajo estipulada por la legislación vigente, son algunos puntos que se espera poder tratar en el ámbito sectorial del complejo frutícola.

“Queremos que se exijan las mínimas condiciones de vida para la gente, porque diariamente vemos en las inspecciones que a algunos los tienen en viviendas que parecen cuchas de perro. Pretendemos que el gobierno de Río Negro colabore y asista al productor si es necesario, para que se respeten estas condiciones”, manifestó Coila.

En tanto, desde UATRE se indicó que actualmente la situación es preocupante, porque en las chacras se está tomando personal en forma muy reducida. “En pleno furor del raleo, en donde tomaban hasta diez personas este año apenas si tomaron a dos o tres”, se indicó.


Comentarios


La CAFI quiere ser parte del acuerdo frutícola