La calesita del Parque Central a pleno

El espacio es hoy un lugar de reunión indiscutido para la familia.



#

en defensa de lo propio

Después de siete años de promesas e intentos fallidos la calesita del Parque Central volvió a funcionar a pleno y es uno de los lugares de esparcimiento más visitados durante el fin de semana. La concesión del lugar está a cargo del Centro de Veteranos de Malvinas, un reconocimiento que aunque tardío implica para sus integrantes una batalla ganada. A metros del Monumento a los Caídos en Malvinas los veteranos buscan generar un espacio cultural con diversas actividades recreativas para toda la familia. “Esto no fue por una necesidad laboral, sino por del cuidado del monumento y más que nada un reconocimiento”, destacó Daniel David, presidente del Centro de Veteranos de Malvinas. El 20 de mayo se puso en marcha la calesita del Parque Central. Siete años pasaron sin que la ciudad tuviera un carrusel. En 2003 dejó de funcionar la espacial, ubicada en la plazoleta de Avenida Argentina y Carlos H. Rodríguez, mientras que en 2004 la tradicional calesita de Vuelta de Obligado giró por última vez. Durante la gestión de Martín Farizano se inició una licitación para instalar en el Parque Central un carrusel, pero quedó desierta en dos oportunidades. Finalmente el año pasado llegó la esperada calesita traída desde Buenos Aires y se instaló en el Parque Central entre la sala Emilio Saraco y el cenotafio a héroes de malvinas. En ese entonces se resolvió que la administración estaría a cargo del municipio hasta que se concrete la licitación. Estas buenas ideas duraron poco, y el carrusel funcionó sólo algunos fines de semana. El gran impulso se vivió este año, cuando el intendente Horacio Quiroga firmó un convenio con los veteranos de Malvinas para la administración del lugar. “Queríamos formar un espacio cultural interesante, con varias alternativas para toda la familia, y en eso estamos”, comentó David. Por las tardes el Parque Central se llena de gente alrededor de la calesita. “El fin de semana explota, no sólo en los juegos, sino en todo el Parque”, explicó el veterano. En este sentido, aseguró que el servicio de baños públicos es algo muy bien recibido por la gente, ya que les permite organizarse todo el día al aire libre. Según cifras oficiales pasan en promedio por fin de semana unos 250 chicos, y en los feriados y los días más lindos la cifra se duplica. Para el día del niño se inauguraron más juegos y un nuevo pelotero inflable de 100 m². “Vamos a traer bandas de folclore y rock, intentando mezclar gente con diferentes gustos y ampliar la oferta cultural”, indicó.


Comentarios


La calesita del Parque Central a pleno