La Cámara nombró un juez fijo para el caso Clarín

En medio de la puja entre el gobierno, el grupo mediático, la oposición y la Corte Suprema, la Cámara Civil y Comercial Federal puso fin a las subrogancias rotativas. Hasta tanto la Magistratura designe al juez definitivo, la causa por la desinversión queda en manos de alguien que ya falló contra Clarín.



#

Horacio Alfonso ya desestimó una cautelar de Clarín por el artículo 30 de la ley de Medios

Archivo

La múltiples presiones ejercidas por la Casa Rosada en los últimos días en diversas instancias de la Justicia parecen haber surtido ayer efecto: la Cámara Civil y Comercial Federal puso fin a las subrogancias rotativas en cinco juzgados vacantes, entre ellos el que dirime la constitucionalidad del artículo 161 de desinversión de la Ley de Medios.

Los magistrados de la Cámara designaron a un magistrado subrogante fijo en el juzgado Nº 1 –donde el Grupo Clarín y el gobierno llevan dicha disputa– hasta tanto se cubra la vacante definitivamente, proceso que por el momento se encuentra trabado en el Consejo de la Magistratura.

Pero la Casa Rosada se anotó una doble victoria, porque el elegido para estar al frente de ese tribunal es un juez que ya ha fallado a favor del gobierno: Horacio Alfonso, de 56 años, desestimó una cautelar presentada por Clarín, que suspendía el alcance del artículo 30 de la Ley de Medios.

La decisión de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal implicó “designar Jueces Subrogantes de los Juzgados 1, 4 y 7 de esta jurisdicción, a los titulares de los Juzgados 2, 6 y 9, doctores Horacio Alfonso, Francisco de Asís Soto y Alejandro Saint Genez, respectivamente”.

En los considerandos de su resolución, la Cámara reconoció el error en el que había incurrido al aplicar la metodología de subrogancias rotativas

Aclaró que la medida se adopta “hasta que se cubran definitivamente las vacantes” y resolvió además “dejar sin efecto a partir de la fecha toda resolución o acordada dictada por el Tribunal que sea contraria a esta decisión”.

La acordada de ayer la suscribe el presidente de la Cámara Martín Diego Farrel y los magistrados Santiago Kiernan, Ricardo Víctor Guarinoni, María Susana Najurieta y Graciela Medina; sin la firma del vicepresidente Ricardo Recondo. Este último fue acusado directamente por el ministro de Justicia, Julio Alak, de realizar un doble trabajo de bloqueo a la designación de un juez en ese tribunal Nº 1. Recondo, además de ser vicepresidente de la Cámara, es integrante del Consejo de la Magistrado, donde se opone a aprobar la terna que el oficialismo propone para designar a un juez natural.

Mientras tanto la Procuración general de la Nación, a instancias del Poder Ejecutivo, promovió una investigación contra los cinco consejeros que se niegan a aprobar el concurso 258 para designar jueces definitivos en los juzgados vacantes, el segundo juez subrogante designado, Raúl Torti, rechazó la recusación del ministro de Justicia, Julio Alak, para apartarse del expediente.

Pero Torti culminará su subrogancia mañana, y a partir de allí debía continuar el sistema de subrogancias fugaces, de entre una y dos semanas de duración.

La situación se extiende desde hace un lustro, pero ahora se modifica, según la Cámara, por “las repercusiones que las subrogaciones han generado en las últimas declaraciones oficiales”.

(Redacción Central/DyN)


Comentarios


La Cámara nombró un juez fijo para el caso Clarín