La campaña solidaria de los más chicos 26-06-03





ROCA (AR).- «Somos capaces de construir solidaridad» afirman los chicos de la Escuela Especial 1 de Roca y bajo ese lema aceptaron el desafío que significa recolectar todo tipo de materiales para mejorar las precarias viviendas de cinco compañeritos.

Luego de un relevamiento que determinó quiénes serán los primeros beneficiados y la confirmación de que tendrán todo el apoyo de la Asociación Civil «Un Techo para mi Hermano», los alumnos con capacidades diferentes salieron al ruedo para contar con la mayor cantidad de elementos de construcción antes de que termine esta semana.

A pesar de que ya están en condiciones de recibir la colaboración de aquellos vecinos interesados en aportar materiales, los días clave serán sábado y domingo. A partir de las 8.30, el fin de semana estará funcionando un equipo organizado especialmente por los coordinadores de la campaña para retirar o recepcionar las donaciones.

En este sentido, se informó que los teléfonos disponibles para hacer conocer la intención de ayudar a cumplir el objetivo son el 423614 y 424100. La otra opción es dirigirse a la Escuela Especial N° 1, en Santa Cruz 2.250.

Entre los elementos necesarios se enumeró cal, cemento, piedra, arena, ladrillos, tirantes, chapas, hierros, ventanas, puertas, cañerías, clavos, alambre, pintura, etc.

Con todo lo recolectado se iniciará la segunda fase de la iniciativa, que es mejorar la calidad de vida en los hogares de cinco chicos discapacitados. El objetivo es «hacer posible que sientan que su realidad puede ser transformada», explicó un comunicado de la escuela y la asociación civil.

La idea de ayudar a estas familias surgió a través del pre-taller de albañilería que funciona en la escuela.

Con el asesoramiento técnico de «Un Techo para mi Hermano», los alumnos colaborarán con sus propias familias y las de sus compañeros para erradicar letrinas y realizar las mejoras en las viviendas.

De acuerdo a lo explicado por Omar Reggiani, miembro de la ONG que colaborará con la institución educativa, «esto no se termina acá; es sólo el puntapié inicial de una idea mayor».

El arquitecto añadió que una vez alcanzadas las metas propuestas para esta primera experiencia seleccionarán nuevos casos para continuar trabajando Además, esperan detectar otros problemas de las familias ya asistidas y seguir mejorando las condiciones de habitabilidad para los chicos que concurren al establecimiento.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La campaña solidaria de los más chicos 26-06-03