La carpa kirchnerista suma a Saiz

El gobierno cosechó ayer el respaldo a su política de relaciones con los estados provinciales, luego de que cuatro de las seis provincias gobernadas por radicales reafirmaran en la Casa Rosada que no se sienten discriminadas por la administración de Néstor Kirchner.

Así lo expresaron en una conferencia de prensa compartida con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, los gobernadores radicales Miguel Saiz (Río Negro), Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca), Mario Colazo (Tierra del Fuego) y Julio Cobos (Mendoza).

"La presencia nuestra es para decir que no nos sentimos discriminados", sentenció Saiz en nombre de sus colegas y señaló que, si bien el caso de su provincia todavía hay temas pendientes, dijo que los mismos no se pueden resolver en 24 horas.

Así, los gobernadores salieron a diferenciarse de las opiniones vertidas por importantes dirigentes del partido como Gerardo Morales (actual senador y secretario general de la UCR) y Horacio Pernasetti (jefe del bloque de diputados nacionales) quienes salieron con los tapones de punta respecto a la política de Kirchner con las provincias.

Fernández abrió la rueda de prensa y se refirió, aunque sin hacer precisiones, a "las expresiones que aparecen en un importante matutino" . En ese sentido, remarcó que "esas expresiones no solamente agravian a la actitud del gobierno que tiene vocación por eleminar las asimetrías generadas durante mucho tiempo en este país, sin que conspira con la vocación de reinstalación redefinición y consolidación del federalismo que nosotros nos hemos propuesto como estrategia para toda la gestión de gobierno".

Llamó la atención la ausencia de los gobernadores Ricardo Colombi (Corrientes), y Abelardo Roy Nikisch (Chaco) -provincia que gobernó el actual titular de la UCR Angel Rozas-, cuya presencia había sido anunciada por voceros del gobierno pero quien finalmente no concurrió.

En la nota aludida, Morales había señalado que "si no estás con él (por Kirchner) te va mal"; mientras Pernasetti había indicado que "el presidente viajó a Formosa y anunció obras por casi 100 millones de pesos y al lado hay provincias radicales, como Chaco y Corrientes, que no tienen el mismo trato".

Respecto al tema de coparticipación federal, Fernández reiteró que la "vocación del presidente Kirchner es que la ley salga este año" y que se está trabajando en el sentido de respetar la "clausula transitoria" de la Constitución de 1994 que establecía el acuerdo de todas las provincias y el respeto de que cada estado provincial no obtengan menos de lo que tiene.

Por otra, parte, las autoridades partidarias y las legislativas del radicalismo analizaron anoche la situación del país. Ratificaron su respaldo a la derogación de la Reforma Laboral y adelantaron que propondrán sus "propias modificaciones".

A su vez, el Comité Nacicional que preside el chaqueño Angel Rozas, reafirmó la convocatoria a la reunión del 26 y 27 de febrero próximos en Viedma, entre la Mesa de conducción, los Gobernadores de la UCR y los bloques Legislativos con sus equipos técnicos para analizar la futura Ley de Coparticipación. (DyN y Télam)


Comentarios


La carpa kirchnerista suma a Saiz