La causa



Un error de programación informático y no la radiación de un radar estadounidense fue la causa de la caída de la sonda rusa “Phobos Grunt” en enero, según las conclusiones de una investigación conocidas hoy en Moscú.

Un software equivocado en la computadora a bordo no permitió que la sonda espacial abandonara la órbita terrestre tras su despegue el 9 de noviembre.

La sonda, que costó 120 millones de euros y pesaba 13,5 toneladas, cayó el 15 de enero en el Pacífico de forma no controlada.

Hasta ahora se creyó que la fuerte radiación de un radar estadounidense fue la causa de la avería. (DPA)


Comentarios


La causa