La causa Aeronor volvió a "foja cero"

Se detectaron serias irregularidades en la instrucción y suspendieron el juicio.



ROCA (AR).- Nuevamente una causa que llegó a juicio oral, volvió a foja cero por una deficiente instrucción de primera instancia. En el caso de ayer incluyó un llamado de atención para los dos jueces –uno de ellos subrogantes– que llevaron adelante la investigación, y de esta manera se debe volver a iniciar una causa que ya de por sí venía demorada, y que tardó en llegar a juicio cuatro años.

Se trata de la causa que se sigue contra Roberto Aymale, el director de la ex empresa estatal Aeronor, creada por el gobierno de Pablo Verani para llevar adelante el ambicioso proyecto del aeropuerto de cargas de Roca.

Sin embargo, ante los jueces de la Cámara Tercera no alcanzó a desfilar ningún testigo. El jueves pasado, y tras la lectura de la acusación fiscal, se pasó a un cuarto intermedio tras el pedido del fiscal de Cámara Eduardo Scilipotti, para que Aymale sea juzgado por peculado en vez de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.

El juicio se reanudó ayer, y en el inicio, la defensora de Aymale, María Belén José, se opuso al cambio de acusación y además pidió la nulidad de la indagatoria de su cliente en la instrucción.

Se dispuso un nuevo cuarto intermedio hasta el mediodía, y fue allí cuando la Cámara Tercera del Crimen dispuso anular la indagatoria de Aymale y el regreso de la causa a la instrucción.

Aymale comenzó a ser investigado por el presunto delito de haber perjudicado al Estado rionegrino en aproximadamente cinco millones de pesos/dólares, destinados al aeropuerto roquense. En la instrucción, se negó a prestar declaración Posteriormente, se presentó el abogado Carlos Calarco con un escrito para ampliar la indagatoria de Aymale.

El escrito, de 24 páginas, le quita la posibilidad al magistrado de repreguntar. Sin embargo, esto no fue objetado por el juez Guillermo Leskovar Garrigós, quien en ese momento estaba subrogando a su colega Pablo Iribarren, juez natural de la causa.

Tampoco Leskovar Garrigós, pidió incorporar el escrito como prueba documental al expediente. Ni tampoco le hizo ratificar al imputado lo que decía el escrito, ni se identificaron dos firmas sin sellos que quedaron al pie de la última carilla.

En el caso del juez Pablo Iribarren, los integrantes de la Cámara Tercera del Crimen criticaron que este mismo escrito de ampliación de indagatoria presentado por el defensor de Aymale, fue evaluado para dictar el procesamiento del imputado.

Pero esas no fueron las únicas críticas hacia la instrucción. Los camaristas también realizaron un severo llamado de atención a los instructores, porque los pagos y destinos de los fondos de la empresa Aeronor, eran decididos por el directorio de la empresa.

Consideraron que no se investigó a los restantes integrantes, a pesar de lo indicado por la fiscal Laura Pérez.

"Además de no haberse realizado todas las diligencias que aparecen conducentes para el descubrimiento de la verdad (no se recibieron declaraciones testi

moniales relevantes, ni se produjo la prueba pericial que el imputado demandaba), se ha desentendido de la obligación de individualizar a todos los participantes, como lo puntualiza el denunciante en un escrito de presentación y la agente fiscal en su escrito de promoción de acción penal, llegándose de este modo a la remisión del proceso al juicio propiamente dicho con afectación directa de los intereses del imputado (...)".


Comentarios


La causa Aeronor volvió a "foja cero"