La causa de 2004 fue otra que naufragó en manos de Funes



La causa abierta después del “blanqueo” de remuneraciones impulsado por el gobernador Saiz en 2004 -que debía investigar si en la gestión de Pablo Verani se pagaban sobresueldos- fue otra más de las que naufragaron en el juzgado a cargo de Pedro Funes. Cuando recién había asumido en el cargo en reemplazo de Juan Bernardi, el magistrado recibió de manos de la fiscal Daniela Zágari la promoción de acción penal, para que llevara adelante la instrucción de la causa. Para el ministerio público, existían entonces elementos contundentes para accionar y saber más acerca del origen de aquella asignación por “gastos de representación” que Saiz había decidido otorgar a sus funcionarios a poco de asumir. La denuncia había sido presentada por el ex ministro de Coordinación, Gustavo Martinez, quien se sintió molesto por un comentario del gobernador insinuando que esos sobresueldos se cobraban desde antes de su llegada al gobierno. El entonces secretario general de Unter Roca, Carlos Tolosa, también formalizó una presentación judicial. En cuanto a la causa que inició Martínez con su denuncia, se supo que Zágari actuó e impulsó la investigación, pero Funes la archivó. En esos tiempos, según se informó en la Justicia, el Código Procesal Penal permitía al juez reservar la causa hasta que se arrimaran nuevos elementos, sin que los fiscales pudieran oponerse. Tampoco había entonces, sistema informático que permitiera realizar un seguimiento para controlar el estado del trámite. Funes, como ocurrió luego en otras causas de presunta corrupción -por su actuación al frente de algunas de ellas estuvo al borde del jury hasta que optó por jubilarse- retrasó los tiempos y evitó que se dilucidara el caso.


Comentarios


La causa de 2004 fue otra que naufragó en manos de Funes