La causa por la muerte de “Coco” Garrido iría a juicio

“Coco” Garrido fue encontrado sin vida en la celda de la Comisaría 12 y por esta situación fueron acusados los oficiales a cargo, a quienes se les imputa haber actuado en forma negligente al no sacarle el cinturón con que se ahorcó el joven.



#

Tras la muerte de Garrido hubo marchas pidiendo justicia.(Foto: archivo )

“Han sido muy duros estos seis años”, explicó ayer Carmen Silva. Pero está convencida de que este año se hará el juicio para tratar de saber qué ocurrió la noche del 13 de enero de 2011, en el calabozo de la Comisaría 12 de El Bolsón, donde hallaron ahorcado a su hijo Guillermo “Coco” Garrido.

“Este año esperamos que se haga el juicio y queremos que se haga en El Bolsón”, afirmó la madre en diálogo con “Río Negro”. Dijo que desde el viernes juntan firmas para que el juicio se haga en esa localidad. Estimó que hasta ayer por la tarde habían recolectado alrededor de 600 firmas que avalan el pedido, que se presentará en los próximos días a la Cámara Criminal Primera de Bariloche, que debe hacer el juicio.

Los padres de “Coco” Garrido son querellantes en la causa que lleva 6 años de idas y vueltas, pero todo indica que ahora se encamina hacia el juicio. La abogada Marina Schifrin, que representa a los padres de Garrido, informó ayer que la causa la tiene el juez subrogante Juan Martín Arroyo.

Envío del expediente

Indicó que Arroyo envió en diciembre pasado el expediente a la fiscalía para que elabore la requisitoria de elevación a juicio porque considera que la etapa de instrucción está cumplida. Es el paso previo al cierre de la instrucción, aunque falta conocer la opinión de la defensa de los dos policías que están imputados por el delito de homicidio culposo.

Schifrin explicó que como querellantes adhirieron a la acusación de la fiscalía contra los policías Laura Leiva y Emilio Oyarzún, que eran los oficiales a cargo de la guardia cuando ocurrió la muerte de Garrido, en el calabozo de la comisaría de El Bolsón.

Indicó que a los dos policías se les atribuye haber actuado de manera negligente, sin cumplir los reglamentos, porque no le sacaron el cinturón a Garrido antes de que ingresara al calabozo.

Según la acusación fiscal, Garrido fue demorado la noche del 13 de enero de 2011 tras protagonizar un choque sin lesionados en el centro de El Bolsón. El joven manejaba un Renault 12 y presuntamente tenía aliento etílico.

Garrido entró a las 21.40 a la comisaría. A las 21.45 fue trasladado hasta el hospital local para constatar su estado de salud y, después, regresó alrededor de las 22 a la unidad policial. A las 22.50, hallaron al joven ahorcado con su cinturón, que estaba atado a un reja del calabozo. Tenía 24 años.

Los familiares no creyeron durante años la versión oficial que indicaba que Garrido se había suicidado. Pero las pericias y pruebas recolectadas no abonaron la hipótesis de un supuesto homicidio.

El joven fue hallado en la celda ahorcado con su cinto, tras haber sido detenido tras un choque, que había ocurrido en la noche del 13 de enero de 2011.

Datos

El joven fue hallado en la celda ahorcado con su cinto, tras haber sido detenido tras un choque, que había ocurrido en la noche del 13 de enero de 2011.

Comentarios


La causa por la muerte de “Coco” Garrido iría a juicio