La CEB impulsa nueva tecnología para controlar el consumo eléctrico

La cooperativa propuso cambiar medidores para evitar derroche



#

El sistema “autoadministrado” evita las clásicas lecturas de medidores, porque un display informa el consumo y el crédito disponible.

Archivo

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cooperativa de Electricidad Bariloche propuso dotar a los usuarios de nuevos medidores que permiten controlar en forma permanente la energía consumida a fin de que no supere determinado límite, pactado previamente entre el usuario y la concesionaria. El sistema apunta a “evitar el derroche” y también a abaratar costos de la CEB, que se ahorraría la lectura mensual de los medidores y la distribución de facturas. La adopción del medidor “autoadministrado” (que así se llama el implemento) no requiere el pago previo de los consumos, como sí ocurría con otras alternativas planteadas en los últimos años y que fueron objetadas por el EPRE. El presidente de la CEB, Omar Goye, dijo que ya expusieron la propuesta de los medidores autoadministrados ante el organismo regulador, en la intención de que sea aprobada al menos una experiencia piloto en futuros planes de viviendas sociales. Hasta ahora no tuvieron respuesta. El medidor convencional (actualmente el único autorizado) simplemente contabiliza el consumo mensual de una vivienda o comercio y luego la CEB envía una factura en relación a esa energía utilizada. Goye explicó que los medidores autoadministrados no requieren colocar un pilar en la puerta del inmueble y tampoco una lectura periódica por parte de la distribuidora. El usuario pactaría un costo fijo de acuerdo a su consumo promedio (por ejemplo: 150 kw/h mensuales) y luego el aparato mediante un “display” brinda información permanente e inmediata sobre la energía consumida y el crédito disponible. Si el sistema determina que hay un exceso del consumo previsto para determinado segmento de tiempo puede efectuar pequeños cortes de “aviso” al usuario, a fin de que apague alguna lámpara o desenchufe un artefacto que no esté utilizando y otra vez quede encuadrado en el estándar. El presidente de la CEB aseguró que los medidores de este tipo ya están siendo utilizados en Buenos Aires y en Mendoza con buenos resultados. Explicó que el costo por unidad hasta hace un tiempo era de 150 dólares (casi cinco veces más que los convencionales) “pero tal vez ahora ya se hayan abaratado”. La CEB se haría cargo de la inversión para adoptar la nueva tecnología. Y podría compensarlo con un descenso posterior en sus costos operativos. Según la nota que la Cooperativa presentó al EPRE, los medidores autoadministrados contribuyen al uso “racional” de la energía, mediante la “educación” del usuario, que se acostumbra a encender sólo las lámparas y artefactos necesarios en cada caso. Subraya que hoy existe un dispendio de energía eléctrica, que en muchos casos es usada para calefacción y para calentar agua, en reemplazo de otras que son más difíciles de obtener. Otra ventaja sería la desaparición de los costos de desconexión y reconexión para los usuarios que hoy sufren cortes cuando reciben una factura muy abultada y no la pueden pagar. En el nuevo sistema abonarían una suma fija preestablecida. La CEB también señaló que -a diferencia de otra alternativa analizada también- el nuevo sistema no exige el pago anticipado mediante tarjetas similares a las utilizadas con la telefonía celular. De modo que no demanda tampoco disponer bocas de venta.


Comentarios


La CEB impulsa nueva tecnología para controlar el consumo eléctrico