La CEB sin responsabilidad por derrame de efluentes

El DPA admitió que la CEB no es responsable en la derivación de líquidos cloacales al arroyo Ñireco. Además, se informó que no hay en trámite alguna sanción para

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Departamento Provincial de Aguas admite que la CEB no tiene responsabilidad alguna en la derivación de líquidos cloacales crudos al arroyo Ñireco y aseguró que el "by pass" denunciado por los vecinos seguirá funcionando "hasta que se pueda desobstruir el colector".

El delegado del DPA de la zona Andina, Gabriel Sorá, explicó que los problemas estructurales del principal ducto cloacal de la ciudad "datan de hace varios años" y que la modernización de la red está demorada porque "la CEB incumplió con las inversiones comprometidas".

Señaló sin embargo que no existe ninguna sanción en trámite contra la operadora. Sorá explicó que el caño "aliviador" que vuelca efluentes crudos al Ñireco y desde allí al lago Nahuel Huapi fue colocado para evitar los continuos desbordes por las tapas de registro que inundaban casas y jardines. Describió esa solución como "el mal menor".

También dijo que en unos días más la CEB deberá ejecutar una limpieza a fondo del colector, por los cuales la totalidad de los líquidos cloacales de la ciudad serán derivados al lago.

Según el representante del DPA, esa operación se hará de madrugada y "durará unas horas". También dijo que podría repetirse si así lo requiere el volumen de los trabajos.

Todo esto fue comunicado a los vecinos del barrio Ñireco Norte durante una reunión convocada el martes por el intendente Alberto Icare para buscar una solución al problema. Pocos días antes tanto la CEB, como el municipio y el DPA habían sido intimados por los vecinos vía carta documento para que corrijan el funcionamiento del colector bajo advertencia de iniciarles una demanda judicial.

La CEB tiene a su cargo desde hace una década la operación del servicio de saneamiento en toda la ciudad pero arrastra una larga serie de incumplimientos en las inversiones previstas.

Actualmente los directivos de la Cooperativa están tramitando la obtención del millonario financiamiento que necesitan para ampliar la plant depuradora y extender la red cloacal.

El caño hoy en uso tiene un calibre de 90 centímetros y está colapsado por el exceso de demanda y también por las roturas y obstrucciones que presenta.

Según lo anunciado, la CEB construiría en los próximos 10 días una cámara con una compuerta que le permita cortar por completo el flujo de líquido en el colector y desviarlo al lago mientras ejecuta la limpieza.

Esa tarea podría resultar complicada, porque según el personal de saneamiento hay colchones, piedras, neumáticos y elementos de todo tipo obstruyendo la cloaca.

Sorá insistió en que "desde hace un año y medio está haciendo crisis todo el sistema" de saneamiento de la ciudad y lo que se buscará al menos es una mejoría con la "desobsturación" para obtener un mayor caudal.

La laxitud del DPA como organismo de regulación es particularmente valorada por los directivos de la CEB, que la contrastan con la severidad aplicada por el EPRE en todo lo relacionado con el servicio eléctrico.

El secretario municipal de Obras Públicas, Raúl Martiniau, señaló que durante la reunión con los vecinos en Ñireco Norte la Cooperativa asumió su responsabilidad de dar respuestas al reclamo.


Comentarios


La CEB sin responsabilidad por derrame de efluentes