La centroizquierda quiere ser alternativa al bipartidismo 17-11-03

Ibarra, Binner y De Gennaro, entre otros, apuestan a conformar un nuevo espacio



La construcción de un nuevo espacio de centroizquierda a nivel nacional que se constituya en alternativa al bipartidismo tradicional y mantenga autonomía del gobierno de Néstor Kirchner es la nueva apuesta de dirigentes frepasistas, socialistas, de la CTA y aristas que analizan por estos días la conformación de una alianza.

El jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra; el intendente de Rosario, Hermes Binner; el titular de la CTA, Víctor De Gennaro; el intendente de Morón, Martín Sabatella y la líder del ARI, Elisa Carrió son los protagonistas centrales del debate que intenta reordenar el espacio de centroizquierda atomizado desde la crisis de diciembre del 2001.

Después de multiples encuentros bilaterales entre representantes de las distintas expresiones de centroizquierda, la nueva alianza o frente empezaría a tomar forma en un gran encuentro que si bien no tiene fecha determinada podría producirse a mediados de diciembre o en marzo del 2004.

Si bien la expectativa general es la de avanzar seriamente en el armado de una nueva alianza, no todos tienen los mismos tiempos, responsabilidades y compromisos.

En el caso de Ibarra, el proyecto se entrecruza con el relanzamiento de su gobierno, el próximo 10 de diciembre, cuando el jefe de gobierno porteño deberá dar cuenta de la alianza electoral que posibilitó su reelección.

Ibarra mantiene bajo siete llaves los nombres de su futuro equipo ministerial, pero es más que probable que el armado del ejecutivo porteño refleje no sólo la alianza electoral porteña, sino que también sea una expresión del nuevo acuerdo a nivel nacional.

En este punto, la tenida más difícil es la que Ibarra sostiene con Elisa Carrió, quien a punto de abandonar la Cámara Baja se propone encabezar la oposición al gobierno de Kirchner, lo que no facilita la incorporación de un arista de primera línea al Ejecutivo porteño.

Por otra parte, Carrió enfrenta por estos días un fuerte cimbronazo al interior del ARI, por lo que algunos dirigentes consideran un manejo “personalista” del partido y otros por clara disidencia con la abierta oposición de la diputada al gobierno de Kirchner y su negativa a integrar el ejecutivo porteño.

En realidad, salvo Ibarra quien tiene un compromiso real con el kirchnerismo, por el apoyo recibido en la campaña electoral porteña, el resto de los dirigentes de la futura alianza, aseguran mantener una relación de prescindencia con el gobierno nacional.

En ese sentido, Binner, Sabatella y De Gennaro manifestaron su apoyo a la gestión de Kirchner, aunque para el futuro acuerdo proponen mantenerse autónomos del gobierno y en particular del Partido Justicialista. En el futuro espacio también tendrá su lugar el intendente de Cipolletti, Julio Arriaga; y aunque todavía hay interrogantes sobre el proyecto del intendente de Córdoba capital Luis Juez, no se descarta su integración, junto con la de dirigentes que abandonaron las filas de la UCR, del PJ, del ARI y del Frente Grande. (Télam)


Comentarios


La centroizquierda quiere ser alternativa al bipartidismo 17-11-03