La "Circomanía" hace agua

El magazine conducido por Ginette Reynal, al final, no marcó la diferencia.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El magazine "Circomanía", que comenzó con tres conductoras, dos de las cuales parecieron avizorar un posible naufragio del proyecto con bastante anticipación, es emitido los sábado a las 22 por América.

Localmente compite en el mismo horario con Fort Boyard (Canal 6) y Waku Waku (Azul Televisión), entre otros programas.

Si con Cecilia Laratro y Verónica de la Peña sumadas al equipo no alcanzó a captar televidentes, con la conducción unipersonal de Ginette Reynal "Circomanía" parece haber iniciado la recta final hacia el ocaso.

La producción general, directamente relacionada con la editorial Perfil, está a cargo de Myriam Bunín -quien realiza algunas de las entrevistas a famosos- y Gabriel Hochbaum, hombre muy relacionado con la producción y la prensa de espectáculos de importancia.

La relación con la editorial parece debilitar la propuesta, como casi siempre ocurre cuando un medio gráfico pone en el aire un programa de televisión. La intención de repuntar debería ser multiplicada si se tiene en cuenta que compite directamente con "Teleshow" (Canal 13) y "El rayo" (Telefé).

Aunque Reynal hace notables esfuerzos por conducir una aparentemente desordenada propuesta, en algunos momentos no puede evitar manifestar con gestos su impotencia y desorientación ante algunas participaciones que parecen (mal) improvisadas.

Entrevistas al paso y visitas a las casas de famosos son recursos más que utilizados por la televisión argentina que en su momento han rendido frutos. Pero en éste no alcanzan a levantar el nivel de un producto bastante monocorde.

Las entrevistas y secciones que integran el programa parecen realizadas sin un objetivo prefijado. Sólo con la finalidad de llenar un espacio.

Si bien nadie puede dudar que en Buenos Aires haya material interesante para incluir en un programa bautizado como "el circo de las celebridades", el resultado sólo aparecerá atrayente si combina cantidad con calidad.

Pero ésta será difícil de conseguir con la ausencia de un objetivo claro y un destinatario determinado. Debe resultar difícil competir con programas que ya han ganado su porción de público con formatos similares pero que supieron encontrar una veta creativa original, lo que es mucho decir a juzgar por lo que muestra la televisión actual.


Comentarios


La "Circomanía" hace agua