La comandante confía en llegar segura a la Tierra

Actualizado a las 12:17

Houston, Texas, EE.UU. (AP)- En un día en que los tripulantes del transbordador Discovery rindieron tributo a los colegas que perecieron en el Columbia, la comandante de la misión, Eileen Collins, dijo el jueves que tenía plena confianza en poder regresar a salvo a la Tierra la semana entrante. "Lo hemos verificado todo'', dijo Collins en una entrevista con The Associated Press. "Yo no pilotearía esta nave si no pensara que es segura''.

El subdirector del programa de transbordadores, Wayne Hale, dijo que en general Discovery está en buena forma, pero agregó que una cuestión no ha sido resuelta todavía: qué hacer con un agujero que se ha abierto en una cubierta térmica, cerca de la ventanilla de la cabina. Una cuarta caminata espacial no planificada podría resultar necesaria para resolver el problema.

Lo más pronto que se podría efectuar una caminata sería el sábado, lo cual retrasaría el desenganche del transbordador de la estación espacial internacional, que estaba señalado para el sábado, así como el regreso de la misión a la Tierra, que en principio está previsto para el lunes. Los directores de la misión proyectaban reunirse el jueves para decidir si era necesaria una nueva caminata espacial para reparar la nave.

Entretanto, a medida que Discovery continuaba su misión orbital, la tripulación envió el jueves imágenes de nuestro planeta tomadas con sus cámaras, habló durante algunos minutos acerca de su exploración espacial y rindió tributo a los que no pudieron regresar a la Tierra. "Hacemos estas cosas no porque sean fáciles, sino porque son difíciles'', dijo la astronauta Wendy Lawrence. "Y ciertamente, la exploración especial no es fácil y se ha pagado por ella un precio en vidas humanas''.

El astronauta Charles Camarda dijo que la pérdida de Columbia en el 2003 reafirmó la necesidad de que los exploradores espaciales no pierdan de vista los riesgos que pueden presentarse en el espacio. La destrucción del Columbia fue ocasionada por un pedazo de material aislante de su tanque exterior de combustible, que se desprendió y cayó al suelo durante su lanzamiento. El material perforó un ala del transbordador, y debido a ello el aparato se desintegró al entrar a la atmósfera terrestre. Sus siete tripulantes perecieron. "En ese accidente no sólo perdimos siete colegas, sino también siete amigos'', dijo Camarda. "Ellos estaban convencidos de los beneficios de la exploración espacial, y si bien conocían sus riesgos, creían en lo que hacían. Nos demostraron que el fuego del espíritu humano es de una voracidad insaciable''.

Notas asociadas: La NASA no descarta otra reparación en el espacio


Comentarios


La comandante confía en llegar segura a la Tierra