"La compra de medicamentos es transparente"

El administrador general del ISSN, Marcelo Berenguer, salió al cruce de las denuncias planteadas por los consejeros gremiales. Defendió la adquisición de remedios oncológicos.

NEUQUÉN (AN).- El administrador del Instituto de Seguridad Social (ISSN), Marcelo Berenguer, explicó que la compra de medicamentos por parte de la obra social se realiza de manera "transparente" y defendió la contratación por sistema capitado de un laboratorio cordobés para la provisión de drogas oncológicas.

Berenguer salió al cruce de dos pedidos de investigación presentados a la Justicia por los consejeros gremiales, para que se verifique si los laboratorios Droguería Urbana SA y Farmaline SA, investigados en la causa de los medicamentos "truchos" por el juez Norberto Oyarbide, proveen drogas a la obra social.

Berenguer presentó el jueves un escrito ante la fiscal de Delitos Contra la Administración Pública María Célica González, en el que brindó una detallada explicación sobre el mecanismo de adquisición de remedios y también advirtió que accionará judicialmente para vindicarse.

El funcionario explicó a "Río Negro" que los laboratorios investigados integran la lista de droguerías que proveen al ISSN "desde antes de esta gestión".

Sostuvo que desde que asumió ha "exacerbado" los controles añadiendo un auditor médico (en total son dos) y un mecanismo que requiere de su visto bueno para cualquier compra que supere los 20 mil pesos. Explicó que el control de calidad de los remedios no es resorte de las obras sociales sino del Instituto Nacional de Medicamentos dependiente de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Tras señalar que son los propios afiliados los que compran los medicamentos en las farmacias, apuntó que la obra social sólo adquiere los oncológicos, de sida, artritis reumatoidea o hemofilia.

Sostuvo que en estos casos un auditor dice si el medicamento está autorizado y una farmacéutica del ISSN manda el pedido al departamento compras, que lo solicita por e-mail a los laboratorios y droguerías inscriptos como proveedores de la provincia y autorizados por la Anmat.

"Jamás tuve un rechazo por parte de los auditores médicos en el sentido de que tal medicamento está vencido o le falta trazabilidad", afirmó Berenguer.

Respecto del contrato con la firma San Agustín SRL para la compra de medicamentos oncológicos durante dos años, que motivó otro pedido de investigación judicial, Berenguer explicó que se trata de un intento de "racionalizar el gasto y de dar un salto de calidad" en el tratamiento de los alrededor de mil afiliados enfermos de cáncer del ISSN.

Consideró que el sistema de cápita "es más barato y efectivo, porque permite evitar la sobreprestación", aunque requiere de "una buena auditoría porque si no se degrada la medicina".

Aseguró que se hizo una licitación pública nacional para establecer "un sistema superador en materia de medicamentos oncológicos, con auditoría de expertos y monitoreo on-line de pacientes.

Dijo que San Agustín SRL atiende a más de un millón de pacientes de Córdoba y San Luis y a los socios de la cooperativa Sancor y que si bien fue la única firma que se presentó, en la apertura de pliegos participaron "funcionarios de carrera con 20 años de servicio" y la licitación fue aprobada por el consejo de administración.

Explicó, en fin, que si bien el servicio va a costar 8 millones por año y antes se gastaban alrededor de 5,5 millones, los valores aumentaron sensiblemente por la inflación acumulada desde enero del 2008.


Comentarios


«La compra de medicamentos es transparente»