“La comunidad los observa”





Señor intendente, permítame… Yo voy a contestar… como ex directora de la Dirección de Licencia de Conducir de esta ciudad puedo decir que la gestión del señor Farizano fracasó. Al menos con el área que me tocó conducir. Y que este fracaso comenzó en los primeros meses de su gestión, cuando hizo oídos sordos al planteamiento que en ese momento realicé, vía nota o carta, dado que me fue imposible obtener una audiencia. Como usted recordará, la Dirección de Licencia de Conducir logró en el último año de su gestión (2008) dos acontecimientos: 1º) la inauguración de una dependencia de esta repartición y 2º) fuimos postulados para ser candidatos a obtener Certificación de Calidad Normas ISO 2001. En el transcurso del 2008, la Dirección de Licencia de Conducir aprobó dos certificaciones, satisfacción de la cual usted fue partícipe pues autorizó gastos y cubrió las necesidades y además allanó el camino para que la próxima gestión (la del Sr. Farizano) obtuviera el galardón final. La última certificación sería concretada si se procedía a las mejoras del área. ¿A quién le correspondía? Al Ejecutivo… ¿qué hizo?… ignoró el área a certificar por el solo hecho de haber quedado bajo la órbita del Dr. Mansilla que escatimaba recursos. Se optó por peleas internas entre los aliados que tuvo en su momento el intendente y que luego, una vez juntos, la arrogancia pudo más y decidieron que no servían. A veces la ignorancia anula la razón. En la carta le anuncié al Sr. Farizano y a mis superiores inmediatos que el deterioro de la dirección sería significativo… que la falta de determinaciones superiores había malogrado la atención al público… que esta situación hacía desestabilizar el área si es que no se tomaban las medidas oportunas. Todo lo expuesto y más no fueron tomados con la debida seriedad… Me di cuenta entonces de que no era una gestión, era una lucha de poderes… y estábamos en los primeros meses de gestión. Al área de Licencia de Conducir nada le quedaba por hacer, sólo sentir el sabor amargo y la vergüenza de que la gestión de turno perdió la tercera y última certificación para obtener el preciado galardón de calidad y que, como Ejecutivo, le correspondía cumplir. ¿Cómo se llama esto?… Fracaso, tal vez? Además de ese bochorno se dieron el lujo de cerrar la dependencia inaugurada en Delegación Progreso (calle Ant. Argentina y Arabarco), para reabrirla en período de campaña diciendo…“estamos descentralizando” y servir de condimento para postularse nuevamente. Cuando a mediados del 2009, por razones de familia, decidí jubilarme con 30 años de servicio, estos dos acontecimientos los volqué en una carta de despedida, en agradecimiento a mi personal y de reproche al Ejecutivo. La que deposité en el mostrador de los dos diarios de la ciudad, pero nunca se editaron… aunque lo entiendo, era demasiada evidencia… y amigos del poder hay en todos lados. Nadie se enteró de estos dos fracasos. Por esto y mucho más, si hoy llegara a relevar el área que por 17 años mantuve en pie y cotejara las notas de solicitudes incumplidas, no habría más que decir… fracasaron. Ante la nota del 19 de enero del diario “Río Negro” y debido al comentario de “…hablan en ese sentido para justificar las cosas que tienen miedo de no poder llevar adelante”, sentí la necesidad de sacarme esta carga, por eso me cabe decir que el miedo se tuvo cuatro años atrás al no querer aprender a caminar juntos dos o tres partidos diferentes, el haber privado a nuestro municipio de ser la segunda municipalidad en obtener una certificación de calidad y no haber continuado con la descentralización iniciada en el 2008. Todo porque la dirección pertenecía a una secretaria no radical. ¿Valía el sacrificio?… analicé esto, dado que nadie me pudo “justificar” el porqué y pensé que ésos fueron sus “miedos”. Así es, señor intendente, es bueno tener miedo al pensar que no pueda lograr algo que prometió para nuestra ciudad. Recién comienza esta nueva gestión. Pero estoy segura de que lo que no cumpla lo dejará encaminado para que otro lo termine, como pasó en este caso. Sólo hay que esperar que el que tenga esa oportunidad esté rodeado de gente que entienda que, después de obtenido un cargo, el compromiso del intendente se cumplió y que comienza el trabajo… que cada área sea el espejo de cada director y jefe. La comunidad los observa. Ah… no importa quién tomó primero un ramo de flores que mañana se marchitará y luego se arrojará a la basura mientras su intención… permanecerá. Mabel Ibáñez DNI 10.660.463 – Neuquén

Mabel Ibáñez DNI 10.660.463 – Neuquén


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“La comunidad los observa”