La Concertación chilena y su mayor desafío

El domingo se elegirán autoridades municipales en todo el país. El oficialismo llega desgastado y dividido en muchos distritos. La derecha busca posicionarse mejor para la presidencial de 2009.

SANTIAGO (Télam).- La Concertación, que gobierna Chile desde hace 18 años en forma ininterrumpida, enfrentará este domingo un duro desafío en las elecciones municipales, a las que va dividida, y por primera vez desde el fin de la dictadura pinochetista hay dudas sobre su continuidad en la conducción política del país.

Analistas y figuras de la alianza oficialista de centroizquierda y de la principal oposición, la derechista Alianza por Chile, vaticinan un cambio fundamental en la política nacional.

Chile tendrá elecciones presidenciales a fines del año próximo, pero el resultado de esos comicios podría comenzar a vislumbrarse a partir del domingo.

En concreto, 8.110.265 chilenos están habilitados para elegir entre 12 mil candidatos de cinco listas a los alcaldes y concejales de 345 comunas de todo el país.

La gran cantidad de candidatos y de listas (record para la política chilena) se debe a que en la mayoría de los distritos la Concertación se presenta dividida. El interés de las conducciones partidarias va mucho más allá de la suerte que puedan correr algunos candidatos, a punto tal que la jefa de la Democracia Cristiana, Soledad Alvear, salió en persona a buscar el apoyo de los ciudadanos en algunas comunas, como Providencia y Ñuñoa, denostando la figura del derechista Sebastian Piñera, un acaudalado empresario y figura principal de la derecha desde Renovación Nacional (RN), quien buscará ser presidente en el 2009.

El dirigente viene impulsando una ampliación de la base electoral de la alianza derechista con la inclusión de sectores independientes y grupos escindidos de la Concertación, como el democristiano expulsado Adolfo Zaldívar.

En los últimos años la Concertación sufrió una fuerte erosión de apoyo popular, iniciado con la puesta en marcha de un polémico sistema de transporte, el Transantiago. Además, atraviesa un fuerte debate interno para nominar su candidato a presidente para 2009, entre ellos los demócrata cristianos Alvear y el ex presidente Eduardo Frei o los socialistas Miguel Insulza, secretario general de la OEA y el ex presidente Ricardo Lagos. Ante este panorama, la derecha tiene mejores expectativas. El presidente de RN Carlos Larraín dijo que los resultados incidirán " al deprimir el ánimo de la Concertación y levantarán el de la Alianza".


Comentarios


La Concertación chilena y su mayor desafío