La conciliación de los porteros terminó en escándalo

ATE y ATEN rechazaron la propuesta. Sólo UPCN aceptó. Sus representantes recibieron una lluvia de basura.



NEUQUEN (AN).- Ni siquiera el fuerte cordón armado por efectivos de la policía provincial y de la Unidad Especial de Seguridad Despo pudo evitar la lluvia de basura e insultos que los representantes de UPCN recibieron de sus pares de ATE Y ATEN, luego de que aceptaran la propuesta del gobierno en la conciliación obligatoria por el conflicto de los porteros y empleados del Consejo Provincial de Educación.

Con este cuadro de escándalo, fracasó la última instancia de la conciliación obligatoria decretada por la subsecretaría de Trabajo para el prolongado conflicto del sector. Los trabajadores, enrolados en ATE y ATEN rechazaron la propuesta oficial de otorgarles 200 puntos para los porteros sujetos al presentismo y no descartaron medidas de fuerza a partir de la próxima semana.

Sólo UPCN aceptó de entrada la oferta de las autoridades educativas, lo que generó malestar entre los gremios estatales, que a la salida de la subsecretaria lanzaron sobre los dirigentes agua, harina y basura.

Desde hace dos meses, los empleados administrativos del CPE y los porteros de colegios reclaman con retención de servicios en colegios y oficinas del Consejo, un incremento de 600 puntos en el salario, lo que se traduce en 250 pesos y el pase a planta permanente del personal contratado. Este pedido alcanzaría a unos 5.200 agentes del sector de toda la provincia.

El conflicto educativo generó en un mes de suspensión de clases en las escuelas neuquinas y el llamado por parte de la subsecretaria de Trabajo, a una conciliación voluntaria primero y a una obligatoria después, que ayer quedó trunca en su última instancia.

La oferta realizada por las autoridades de Educación fue un incremento de 200 puntos en la liquidación de los salarios de los porteros, pero condicionado a la capacitación y presentismos de los trabajadores, lo que implicaría un alza de 80 pesos. Respecto al personal administrativo, el ofrecimiento fue un aumento de puntos en forma escalonada de acuerdo a las tareas de cada empleado.

Los representantes gremiales de ATE y ATEN rechazaron de plano esta propuesta y ratificaron su reclamo de los 800 puntos no sujetos al presentismo. "Lo único que hemos podido lograr es que el estado provincial siga manteniendo su postura de dureza. El gobierno ha hecho público que tiene unos siete millones de pesos para salir de esta situación, pero que están sujetos al presentismo. Nosotros desde los gremios hace años que venimos luchando por dar por caído el presentismo y no vamos a claudicar en eso. Por eso endureceremos las medidas, en todos los distritos de la provincia", sostuvo Fabio Heredia, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Trabajadores del Estado.

Los delegados de UPCN, por su parte, cerraron trato con la oferta oficial, lo que generó una reacción por parte de sector enrolado en ATE y ATEN. Luego de la reunión, los estatales permanecieron hasta la tarde en la vereda de la subsecretaría, mientras los sindicalista de UPCN firmaban el acta acuerdo en las oficinas internas.

El fuerte cordón policial armado por efectivos de la policía provincial y de la Despo no pudo evitar que en el momento en que la gente de UPCN se retiró del lugar, recibieran una lluvia de agua, harina y basura acompañada de insultos por parte del grupo de manifestantes estatales. Los representantes del personal civil de la Nación se alejaron del lugar en las camionetas de la policía neuquina.


Comentarios


La conciliación de los porteros terminó en escándalo