La conducción de CALF sumó otro revés judicial

La Cámara Civil suspendió el acta del consejo de CALF que anulaba las últimas elecciones, mientras que Personería Jurídica ordenó proclamar los delegados y convocar a asamblea.

NEUQUEN (AN).- Alfonso Carro y la conducción celeste de la cooperativa CALF mordieron ayer el polvo de una nueva derrota judicial. La Cámara Civil suspendió el acta del consejo de administración que preside Carro que anuló las elecciones del 3 de octubre pasado, una medida que se suma a la anulación de los nuevos comicios convocados por los celestes para el 14 de noviembre próximo.

De esta manera, los integrantes del cuerpo judicial ampliaron la medida cautelar dispuesta el viernes pasado por el juzgado civil 5 que suspendió la vigencia del acta 1742 del consejo de administración en lo relativo a las elecciones de noviembre. Además de este segundo revés en la Justicia, Carro y su gente acumulan también la orden de la dirección de Personas Jurídicas de la provincia que le exigió proclamar los delegados electos el 3 de octubre y convocar a asamblea.

De esos comicios, el cuerpo de delegados de 92 integrantes quedó conformado con 39 celestes, 7 de la lista Azul Doctor Raña y 46 de la lista Verde Voz y Voto, principal franja opositora a Carro.

Con esos números, Carro necesitaba indefectiblemente la concurrencia de los siete azules con los suyos para empatar -y desempatar él como presidente de la cooperativa- en la futura asamblea de delegados.

Ese cónclave deberá analizar y aprobar -o no- el balance de la cooperativa y designar el reemplazo de cuatro consejeros en el cuerpo máximo de conducción de CALF. Uno de esos consejeros es Carro.

Marcos Silva, principal referente de la lista Verde, dijo ayer que lo único que resta es "cumplir con la autoridad de aplicación", que es la dirección de Personas Jurídicas, y "proclamar los delegados, convocar a asamblea y renovar las autoridades".

Silva, que el jueves por la noche invitó a los delegados electos de su lista a un asado en el Tenis Club, consideró que "Carro está encerrado por todos lados: el administrativo y el judicial". Sin embargo, trascendió ayer que el presidente de la cooperativa, que todavía tiene hasta el lunes para cumplir lo resuelto por la cámara civil, viajó a Bueno Aires para negociar ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, Inaes, una salida.

Las autoridades de CALF reconocen sólo al Inaes como autoridad de aplicación; tienen una estrecha vinculación con ese organismo a partir de convenios firmados -el último fue poco antes de las elecciones- y no es improbable que obtengan un guiño de las autoridades nacionales para resolver la cuestión. Es que para Carro y los suyos la campaña de Silva y su triunfo representan "una intromisión" del Movimiento Popular Neuquino y del gobernador Jorge Sobisch en la vida interna de CALF, algo que reniega el estatuto social.

A tal punto que ayer emitieron un críptico comunicado de prensa que pretende explicar cuál es la situación actual de CALF. El texto explica que la resolución del juzgado civil 5 suspendió de forma cautelar el acta 1742 con la anulación de las elecciones y la nueva convocatoria.

En ese contexto, "hasta que no se resuelva la cuestión de fondo en sede judicial no se realizarán nuevos comicios", y subraya las demoras que supone esa situación para la resolución del "conflicto institucional".

Los fundamentos, expresa el comunicado, son la "comprobada y flagrante intromisión partidaria" en los comicios.


Comentarios


La conducción de CALF sumó otro revés judicial