La construcción, en baja preocupante

En el primer semestre de 2009 la obra pública fue la gran responsable de la actividad de la construcción. Sin embargo dejará de ser el contrapeso de la actividad en el segundo semestre.



 En consonancia con el período pre  eleccionario, y como era de esperar, el Gobierno Nacional ejecutó en  el primer semestre un promedio mensual de $ 2.870 millones. Finalizadas las elecciones, y teniendo en cuenta que la situación de las finanzas públicas no es la de años anteriores, se espera una  reducción en los niveles de ejecución presupuestaria y consecuentemente de las obras. En consecuencia la obra pública dejará  de ser el contrapeso de la actividad en el 2º semestre. En el 2º trimestre de 2009 los distintos indicadores de la construcción, incluyendo los adelantados, dejaron de profundizar su caída aunque se mantuvieron en valores negativos. No obstante, en el  mes de junio se observó una pequeña luz dado que dos indicadores adelantados como los despachos de cemento y el índice Construya presentaron tasas de variación positivas. Para que en el corriente semestre la construcción privada vuelva a repuntar son aún necesarias que varias condiciones cambien, las tres principales son: que se defina explícitamente como será la tendencia  de precios del mercado de inmueble, finalice el reacomodamiento de los costos de la construcción y por último, se generen las condiciones que permitan cambiar las expectativas de los distintos  agentes económicos dado que la inversión en construir o comprar un inmueble tiene un horizonte de mediano plazo. Fuente: www.abeceb.com


Comentarios


La construcción, en baja preocupante