La convivencia con militares será de ocho meses en las favelas

En una semana hubo 37 muertos y 130 detenidos en Río de Janeiro



#

AP

Los operativos continuaron ayer en el complejo Alemao, donde las fuerzas de seguridad irrumpieron el domingo con 2.700 hombres.

RÍO DE JANEIRO (DPA) - Las autoridades brasileñas mantendrán durante ocho meses más la ocupación policial del Complejo do Alemao y de la favela de Vila Cruzeiro, donde hasta comienzos de la semana pasada estaban los principales cuarteles generales de las bandas de narcotraficantes de Río de Janeiro. Un día después de la exitosa ocupación del complejo de favelas de Alemao en un operativo que movilizó a 2.700 policías y militares, el gobernador del estado de Río, Sergio Cabral reveló ayer que pedirá al ministro de Defensa, Nelson Jobim, la permanencia de los efectivos de las Fuerzas Armadas enviados para apoyar la invasión. Según Cabral, la toma del territorio del conjunto de favelas -uno de los más violentos de Río y que desde hace décadas estaba bajo el control de organizaciones de narcotráfico- fue solamente un primer paso, y ahora es necesario que el Estado desarrolle también proyectos sociales y de ciudadanía para las decenas de miles de habitantes de la región. El gobernador apuntó que es necesario mantener la ocupación para evitar el regreso de los narcos hasta que el Estado pueda iniciar allí el proyecto de las Unidades de Policía Pacificadora -que alcanzó gran éxito en varias favelas menores de Río-, lo que ocurrirá “en los primeros seis o siete meses del próximo año”. Asimismo, el alcalde de Río, Eduardo Paes, anunció ayer que pondrá en marcha ahora “una invasión de servicios públicos” en las favelas ocupadas, para asegurar “la conquista de la dignidad y de la ciudadanía por parte de la población local”. Por su parte, la Policía Militarizada (PM) de Río de Janeiro informó ayer que la ola de violencia registrada en la última semana con atentados criminales y choques con narcos dejó 37 muertos, un total de 130 detenidos y 102 vehículos incendiados, un balance un poco mayor al anterior. Según el balance oficial divulgado por la corporación al día siguiente de la megaoperación policial, la PM registró en sus acciones desde el lunes 22 hasta el domingo pasado un total de 37 muertos, uno más que el último balance realizado al inicio de la tarde. Se indicó que hubo 130 personas arrestadas, 118 que fueron a prisión, cuatro efectivos de las fuerzas del orden y cinco sospechosos heridos, en tanto se incautaron 164 armas de diferentes calibres –entre ellas ametralladoras y fusiles–, 77 granadas o bombas caseras, y se registró el incendio intencional de 102 vehículos, incluyendo 29 autobuses.


Comentarios


La convivencia con militares será de ocho meses en las favelas