La coparticipación de abril se desploma en términos reales 27%

Los datos oficiales corresponden a las transferencias realizadas por el Gobierno Nacional durante la primera quincena del mes. Esta tendencia se mantendrá y todo indica que las mermas sobre los recursos seguirán, inclusive hasta después de mayo.





El gobernador Omar Gutiérrez, en problemas por la caída de recursos.

Durante la primera quincena de abril el Gobierno Nacional transfirió a las Provincias, en concepto de Coparticipación Federal de Impuestos (CFI), algo más de 48.300 millones de pesos, cifra que refleja una suba interanual del 21% pero una caída en términos reales del orden del 27%, teniendo en cuenta la inflación del período bajo análisis.

Así lo refleja un informe del ministerio de Economía de la Nación en el que se detalla que esta misma tendencia se observa en las transferencias que percibieron Río Negro y Neuquén que, en términos absolutos, se ubicaron en 1.084 y 776 millones de pesos respectivamente para los primeros quince días de abril.

Para el cierre del mes en curso, no se esperan importantes cambios proyectándose caídas interanuales, en términos reales, del orden del 28%.

Hay que recordar que estas transferencias de abril incluyen el último incremento en la masa de recursos coparticipables de tres puntos porcentuales desde el 1 de enero pasado, al disminuir en la misma proporción la participación de la Anses en dicha masa de recursos por Acuerdo Fiscal Nación-Provincias firmado en agosto de 2016.

En un escenario complejo para los recursos, tanto la administración de Arabela Carreras como la de Omar Gutiérrez están con serios problemas para sostener su abultado gasto presupuestario. Las tres principales partidas de sus ingresos corrientes presentan importantes mermas. Una de ellas son las transferencias nacionales (CFI y otros), que mencionamos párrafos arriba; los recursos propios, caen producto de la parálisis económica en las Provincias; y las regalías, la tercera de las partidas, reflejan números realmente preocupantes especialmente cuando se proyecta la producción hidrocarburífera de las cuencas neuquinas para lo que resta del año.

El endeudamiento, podría llegar a ser una salida para compensar este faltante de recursos que los analistas lo estiman para todo el 2020.

Pero el problema aquí está, por un lado, que ambas provincias tienen un abultado stock de deuda pública en sus espaldas y, por el otro, que la Argentina tiene cerrado el mercado de crédito de mediano y largo plazo, lo que complica a la Provincias salir a tomar dinero a tasas adecuadas.

Todas pierden

Los efectos de la parálisis económica dan cuenta de que todas las Provincias perderán ingresos en términos reales, afectadas por la performance de la recaudación nacional, en particular IVA, Ganancias y Combustibles, que son los principales impuestos coparticipados.

Dada la incertidumbre de cómo se reactivará gradualmente la economía a partir del 27 de abril, es muy posible que el impacto en la recaudación se prolongue mucho más allá de mayo. Más aún teniendo en cuenta que lo peor todavía no llegó.

Datos clave

776
son los millones de pesos que percibió Neuquén en concepto de CFI durante la primera quincena de abril.
1.084
es lo que transfirió la Nación a las arcas rionegrinas, en millones de pesos, en concepto de coparticipación.

Comentarios


La coparticipación de abril se desploma en términos reales 27%