Logo Rio Negro

La cordillera de los chicos

Actividades y paseos para que nadie pueda decir que está aburrido





Las vacaciones en la naturaleza con los chicos resultan un momento ideal para desarrollar actividades que fortalezcan los vínculos, a veces maltrechos por las obligaciones cotidianas de todo el año. Ya sea desde el pequeño esfuerzo que implica una caminata y las ayudas que se pueden ofrecer o mediante el asombro y la posibilidad de entendimiento del mundo real a partir de experiencias vivenciales o como parte de un programa a pura adrenalina y diversión, las aventuras en el medio cordillerano son oportunidades únicas para que los adultos puedan encontrarse reflejados en la felicidad de los niños, dejando la puerta abierta a redescubrir las infancias propias y compartirlas de manera entrañable. Por las sendas del bosque El trekking es un deporte que se puede practicar a cualquier edad. Con una planificación adecuada se puede elegir una opción viable para los integrantes de la excursión y no aquella que luego pueda convertirse en una verdadera pesadilla. Cuando salimos con chicos hay que tener en cuenta lo siguiente: 1. Temperatura: Ellos son más sensibles a los cambios, por lo que hay que prever tanto abrigo como protección contra el sol, además del acarreo de abundante agua para hidratarse. 2. Sentido de tiempo y espacio: No es el mismo que el de los adultos. Probablemente no tengan miedo a perderse en un lugar si les resulta atractivo. Siempre es conveniente no perderlos de vista. Los juegos con silbatos son ideales en este sentido, tanto en la etapa preparatoria, para enseñar y aprender a cuidarse, como en el campo, pues permite ofrecer cierta libertad de movimiento. 3. Ritmos de marcha: Son muy distintos según la edad. La distancia máxima a recorrer con chicos de dos a cuatro años es de tres kilómetros, haciendo descansos cada 10 ó 15 minutos. Los chicos de cinco a siete años pueden cargar una mochila chica con agua y abrigo, y podrían hacer caminatas un poco más largas, de hasta 6 kilómetros, con descansos algo más distanciados entre sí. Los chicos de ocho años o más están en condiciones de pasar una noche en carpa y disfrutar dos días de caminata consecutivos, sin exceder los 12 kilómetros de recorrida. 4. El calzado: Debe ser adecuado. Los mayores deben cargar alimentos energéticos, entre los que se cuentan los caramelos. CASCADA ÑIVINCO Un antiguo camino vehicular sale de la ruta y llega hasta el vado del río Pichi Traful. El cruce del curso de agua en verano y otoño no presenta dificultad alguna. Pasado el vado hay otro cartel y empieza el sendero, que ingresa a un típico bosque bajo de ñires. El terreno en esta primera etapa es llano. Las subidas suaves empiezan después de llegar al río Ñivinco. Ahí la senda se desvía hacia la izquierda y se mantiene siempre de ese lado del río, sin cruzarlo. Las subidas no son pronunciadas pero, dependiendo del estado del terreno, pueden estar algo resbaladizas. De ahí en adelante el árbol que predomina es el coihue. El sendero sigue el curso del río y baja hasta una costa de piedras, a un sitio desde donde ya es visible la cascada Ñivinco. Es un buen lugar para refrescarse. Queda un tramo corto, el último, que es de mayor desnivel. Para este tramo también hay que tener en cuenta en una salida con chicos que hay barro, sobre todo en otoño o luego de intensas lluvias. El sendero termina en un mirador desde donde se tiene una excelente aproximación a la cascada. Dificultad: Baja. Duración: 2 horas ida y vuelta. Señalización: La senda está señalizada con viejas marcas amarillas en los árboles. Acceso: Sobre la Ruta de los Siete Lagos (Ruta 40), cinco kilómetros después de la hostería Pichi Traful (yendo desde San Martín de los Andes). Hay un cartel que indica el inicio de la senda. Más info: Guía Sendas & Bosques del Parque Nacional Nahuel Huapi. LAGUNAS LAS CORINAS La huella que conduce a estas lagunas es ancha. Comienza con una subida bastante larga que atraviesa un bosque húmedo, silencioso, típico de las laderas de exposición sur, donde el calor nunca es agobiante y se pueden ver hongos, musgos y helechos durante casi todo el año. El árbol dominante es el roble pellín. Pronto se llega a una ladera más seca que forma un excelente balcón natural, ideal para contemplar el lago Lácar y el paisaje que lo rodea. Sobre la costa puede verse la estancia Quechuquina. Los montes de pinos, especies exóticas implantadas hace varias décadas, se extienden y suben por las laderas. También se observa la isla Santa Teresita, a la que se accede en excursión lacustre. Poco después del balcón natural se encuentra la laguna Corina Grande, escondida en un frondoso bosque de coihues y con costas siempre cubiertas de juncos y algas. Para ir a la otra laguna se toma una senda que al principio está un poco desdibujada, la cual se aparta en el sitio señalado con el poste N° 6. En ese lugar hay un añoso manzano. Árboles de esta especie exótica aparecen a veces cerca de antiguas sendas. Fueron introducidos por los europeos a partir del siglo XVII, y dispersados por antiguos pobladores y por los animales que se alimentan de sus frutos. La segunda laguna es más pequeña que la anterior. Sus aguas reflejan el verde intenso del bosque y convierten al paraje en un sitio lleno de magia. Hay un cartel que indica el final del sendero. Dificultad: Media. Duración: Unas 4 horas ida y vuelta. Señalización y mantenimiento: La senda está bien mantenida y señalizada con postes numerados. Acceso: Desde la Ruta 48 hacia Hua Hum, frente a la entrada a la playa de Yuco, a 29 km de San Martín de los Andes. Hay carteles indicativos. Más información: Guías Sendas & Bosques del Parque Nacional Lanín. CHAPELCO AVENTURA El principal centro de esquí de la provincia se convierte en un complejo de actividades recreativas excelente para disfrutar un día completo de aventuras en familia, con actividades tarifadas para todas las edades en plena naturaleza. Chapelco Parque de Montaña está abierto de lunes a sábados durante los meses de enero y febrero, de 10 a 17 horas. Los servicios se compran en la base del complejo, o en agencias autorizadas de San Martín de los Andes. Las actividades pueden contratarse de a una o en paquetes de tres y de cinco con descuentos. También se puede adquirir un Pasaporte Verano 2013 que incluye una pasada por todas las actividades, es transferible y no tiene vencimiento durante todo el verano. Entre las actividades, el tobogán patagónico es una divertida alternativa para disfrutar los más de 600 metros de recorrido, con un desnivel de 70 metros. Canopy: es una de las actividades más emocionantes que pueden hacer los chicos junto a sus padres. Desde la base de Cerro Chapelco se sube por la silla triple hasta la cota 1.300, donde se encuentra la plataforma de largada… El recorrido incluye nueve tramos, por lo que se van deteniendo en nueve plataformas hasta llegar a la base, en un desnivel total de 70 metros. Arco y flecha: la actividad consiste en hacer blanco con 10 intentos, a 15 metros de distancia. El instructor enseña a los chicos el uso de los arcos que son profesionales y de diferentes libras. Minigolf: la actividad es para toda la familia, con 9 plataformas que hacen las veces de 9 hoyos. Las plataformas tienen diferentes dificultades de pendiente. Los chicos y los grupos en familia se divierten compitiendo en cumplir el recorrido de todas las plataformas haciendo la menor cantidad de golpes. High Jump: los chicos saltan en una cama elástica sostenidos por un arnés, lo que les permite saltar seguros, buscando la mayor altura, dando giros y vueltas. Mountain bike: los chicos suben en telecabina con la bicicleta de montaña y desde allí, acompañados por un guía, descienden fácilmente por las laderas de Chapelco, internándose en el bosque, siguiendo senderos y cruzando arroyos. Foot golf: es la nueva actividad de esta temporada. Combina la técnica del fútbol con las reglas del golf. La cancha tiene 9 hoyos. Trekking: se puede recorrer la espectacular geografía de Chapelco, aprender de flora, fauna, y beber agua de arroyos naturales, haciendo escala en miradores que presentan panorámicas increíbles. Esta actividad dura entre 2 y 2.30 horas. Otras opciones son trepar por la palestra de escalada o divertirse en el castillo inflable. Mas información www.chapelco.com (Agencia San Martín)

Gentileza Editorial Sendas & Bosques

San Martín de los Andes


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
La cordillera de los chicos