"La corporación le teme al juicio por jurados"

El experto Andrés Harfuch disertó sobre el tema e hizo una fuerte defensa de esta modalidad. Recordó que está contemplado en la Constitución desde 1853 pero nunca se implementó. "Hace temblar la estructura rígida y piramidal del Poder Judicial", mencionó.



NEUQUEN (AN)- "La corporación judicial le teme al juicio por jurados porque hace temblar su organización piramidal, rígida y feudal", afirmó ayer el especialista Andrés Harfuch al disertar en las jornadas sobre reforma procesal penal que se realizan en esta capital.

También enumeró los requisitos que se deben exigir a los jurados: "ser vecino del lugar; mayor de edad; saber darse a entender, porque con la degradación que hubo en el país no podemos pedir que sepa leer y escribir, y fundamentalmente, no ser abogado".

Harfuch, defensor de Cámara en San Martín, Buenos Aires, hizo una firme defensa del juicio por jurados que, recordó, "está mencionado en tres artículos de la Constitución Nacional de 1853" y nunca fue implementado por lo cual "los jueces profesionales están usurpando un territorio que no les corresponde".

El juicio por jurados consiste en dejar la deliberación sobre culpabilidad o inocencia de una persona en manos de ciudadanos comunes, "sin ninguna intervención del Estado".

"El veredicto de culpabilidad no pertenece a los jueces sino a la ciudadanía", remarcó el expositor. Añadió que si el Estado va a descargar toda su violencia sobre una persona a través del sistema penal, debe contar con la autorización de la ciudadanía.

"¿Estamos en un Poder Judicial democrático? No. ¿Tiene este Poder Judicial algo que ofrecer a la consolidación de la democracia? Sí, mucho", afirmó Harfuch. Añadió que "la debilidad estructural del Poder Judicial ante los otros dos poderes del Estado no es casual. La fuente de acopio de poder real de los jueces es la falta de presencia ciudadana en los juicios".

A criterio del panelista, la incorporación de jurados "es visto como algo peligroso" por "los jueces que se sienten dueños de un feudo. La corporación lo resiste para mantener determinado estado de cosas".

Señaló que con la incorporación de la ciudadanía a los procesos "se gana en participación, en saneamiento de las instituciones judiciales". E indicó: "si los fiscales o defensores quieren ganar un caso ante el jurado deben empezar a hablar en castellano, dejar de apoyarse tanto en los papeles, y prepararse más profesionalmente el juicio".

Apoyó el sistema implementado en Córdoba, si bien no es estrictamente juicio por jurados ya que combina jueces profesionales con ciudadanos comunes. "Algunos dicen que los veredictos de la gente común tienen pobreza de argumentos. Qué petulantes", señaló. Fuente: (AN).


Comentarios


"La corporación le teme al juicio por jurados"