La Corte confirmó perpetua para ex policías

Sin embargo, los delincuentes seguirán libres hasta que defina Casación.



Archivo

BUENOS AIRES (Télam).- La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme ayer la condena a prisión perpetua dictada contra los ex policías bonaerenses Aníbal Luna y Sergio Cammarata, dos de los nueve sentenciados por el crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas, cometido en 1997 en Pinamar. Sin embargo, fuentes judiciales explicaron que por ahora ambos continuarán en libertad, ya que se encuentra bajo análisis del Tribunal de Casación bonaerense si tanto a ellos como al resto de los imputados les faltan años de condena por cumplir. Una vez que se defina esa situación, la Cámara de Apelaciones de Dolores, que en 2000 condenó a todos los imputados a perpetua, podrá resolver si hace lugar o no a los pedidos de detención formulados por el abogado de la familia de Cabezas y la fiscalía. En el fallo, la Corte nacional rechazó por “inadmisible” un recurso de nulidad de la condena presentado por la abogada defensora de Luna y Camaratta, María Natalia Nosenzo. La decisión lleva las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay. Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 en una cava de las afueras de General Madariaga, luego de ser secuestrado en Pinamar, adonde había sido enviado por la revista Noticias para cubrir la temporada de verano. En el juicio oral de 2000, fueron condenados a prisión perpetua los miembros de la banda de delincuentes de Los Hornos: Horacio Braga, José Luis Auge, Sergio González y Héctor Retana (falleció en la cárcel); el ex jefe de seguridad del empresario telepostal Alfredo Yabrán, Gregorio Ríos, y los ex policías Gustavo Prellezo, Luna y Camaratta. En el debate, se dio por probado que los “horneros” secuestraron a Cabezas en un operativo coordinado por los ex policías y que Prellezo lo asesinó de dos balazos e incendió su cuerpo instigado por Ríos, debido a que la víctima había fotografiado en la playa a Yabrán, cuyo rostro era hasta ese momento desconocido. Yabrán no pudo ser juzgado como autor intelectual. En mayo de 1998 se suicidó momentos antes de ser detenido en una de sus estancia del sur de Entre Ríos. Los imputados habían sido detenidos entre abril y mayo de 1997, pero un fallo dictado en 2003 por Casación redujo las penas y a partir de 2004 todos comenzaron a ser excarcelados bajo fianza debido a la aplicación de la ley del 2×1, que computaba doble el tiempo cumplido con prisión preventiva. En el caso de Luna y Cammarata, salieron libres en octubre de 2006.

Durante el juicio, fueron condenados nueve sujetos, entre ellos los policías bonaerenses Luna y Cammarata.


Comentarios


La Corte confirmó perpetua para ex policías