La Corte italiana confirmó triunfo de Prodi

El líder de centroizquierda llamó a la unidad, pero Berlusconi sigue dando batalla.



ROMA (AFP) - El jefe de la coalición de izquierda italiana Romano Prodi recibió con júbilo ayer la confirmación oficial de su victoria electoral en la Cámara de Diputados, aunque el primer ministro conservador Silvio Berlusconi se niega a reconocer su derrota y existen dudas sobre el resultado del Senado.

Nueve días después de las elecciones parlamentarias, la Corte de Casación (máxima instancia judicial italiana) ratificó oficialmente la victoria de la coalición de centroizquierda en las elecciones del 9 y 10 abril en la Cámara de Diputados, pero no se pronunció sobre el Senado, cuyo resultado también fue impugnado. Los cinco magistrados de la Corte de Casación, que desde el martes verifican las actas verbales y las papeletas impugnadas, atribuyeron la victoria a la coalición de centroizquierda con 19.002.598 votos contra 18.977.843 de la coalición de centroderecha Casa de las Libertades, liderada por Silvio Berlusconi.

El centro izquierda se adjudicó la victoria en esa cámara del Parlamento por 24.755 votos, según precisa en el comunicado divulgado por la prensa italiana.

El ministerio del Interior adjudicó la semana pasada la victoria a la izquierda, pero el candidato de la coalición de centroderecha y primer ministro Berlusconi reclamó el recuento de los votos invalidados.

Toda Italia estaba pendiente ayer del veredicto de la Corte de Casación, por lo que la página internet del tribunal que estaba por divulgar los datos oficiales se paralizó por el exceso de contactos.

Berlusconi, con la esperanza de minar la coalición de centro izquierda, que obtenía una ventaja ajustada de 25.000 votos en la Cámara de Diputados, pidió el conteo de los votos impugnados, pese a que ello no podía modificar el resultado.

Los magistrados rechazaron también el recurso presentado por el ex ministro de las Reformas, Roberto Calderoli, autor de la ley electoral y miembro de la xenófoba Liga Norte, quien pidió el retiro de 45.000 votos de la lista independiente "Liga para la Alianza de la Lombardía" atribuidos a la coalición de Prodi.

Para la Corte de Casación los votos de esa lista regional pueden ser contabilizados con la lista nacional. Los resultados de las elecciones en la Cámara de Dipu

tados pueden ser impugnados nuevamente sólo por el nuevo Parlamento y por su comité electoral. Para conocer los resultados definitivos del Senado, donde la alianza de izquierda goza de una ventaja de dos escaños (158 escaños sobre 315), hay que esperar el veredicto de los varios colegios electorales .

El actual jefe de gobierno, Silvio Berlusconi se niega a reconocer su derrota y según numerosos observadores la táctica de pedir continuamente el recuento de los votos es un intento de "desprestigiar" a Prodi.

 

"Terminó el asunto"

"Finalmente concluyó este asunto. Los italianos no tienen más dudas de nuestra victoria", declaró Prodi en una conferencia de prensa celebrada en Roma tras el anuncio de la Corte de Casación. El líder de la coalición de centroizquierda, que lideró Italia de 1996 a 1998, prometió que su gobierno "trabajará para merecer la confianza de nuestros electores y para conquistar la de aquellos que legítimamente votaron por su adversario".

"Agradecemos a los más de 19 millones de italianos que con sus votos nos permitieron ganar las elecciones y en particular a los muchos jóvenes que nos votaron", recordó el Profesor, como suele ser llamado por haber estado vinculado a la docencia.


Comentarios


La Corte italiana confirmó triunfo de Prodi