La Corte ordenó respetar la voluntad de Pablo de no recibir la transfusión

La Corte Suprema de Justicia ordenó hoy que se respete la condición religiosa del testigo de Jehová Pablo Albarracini, de no recibir una transfusión sanguínea como reclamaba el padre del paciente, Jorge Albarracini, ante el progresivo agravamiento del estado de salud de su hijo.



#

El dictámen del máximo tribunal se conoció cerca de la medianoche, luego de que, por la tarde, un perito del Cuerpo Médico Forense verificara el estado de salud de Albarracini, cuya esposa rechazó la transfusión.

La Corte dio por acreditada la condición religiosa de Pablo, previo a su ingreso a la Clínica Bazterrica, donde está internado en grave estado tras recibir un disparo de arma de fuego durante un intento de asalto.

En principio la Corte Suprema exigió se evalúe si existe un tratamiento alternativo para salvarle la vida y pidió también a la Procuración General de la Nación que analice si corresponde el pedido del padre del joven para que la Corte disponga o no la transfusión.

El padre de Pablo Albarracini volvió a reclamar frente a la Clínica donde se encuentra internado su hijo, cuyo estado se agrava día a día, que le “alivien” el cuadro clínico permitiendo la transfusión de sangre.

“Esta situación no puede prolongarse más, está sufriendo mucho, está con un respirado y tiene un avasallamiento general del cuerpo”, dijo el hombre.

El peritaje médico permitirá saber a la Corte “el estado actual del paciente y si se le está practicando un tratamiento alternativo”, y en este caso “se informe cuál es el riesgo para la vida o la salud del joven”.

Fuentes judiciales dijeron a DyN que los forenses pueden elevar hoy mismo el resultado de la pericia, mientras que el procurador general Luis González Warcalde haría lo propio si cuenta con ese informe médico del paciente.

De completarse este trámite, los ministros del máximo tribunal pueden llegar a definir el caso este fin de semana.

Pablo Albarracini, de 38 años, lleva 28 días en estado de coma tras haber sido baleado en un asalto, pero su esposa rechazó la sugerencia de realizarle una transfusión de sangre a raíz de que la víctima firmó un acta legalizada ante escribano rechazando esa práctica por convicciones religiosas.

El expediente llegó a esa instancia después de que la Cámara Civil declaró “admisible” el recurso extraordinario presentado por el padre del joven testigo de Jehová para que se lo pueda transfundir debido a su estado de salud.

La abogada del padre del joven, Mariana Gallego, explicó hoy que tanto su representado como la esposa de Albarracini mantuvieron su postura.

La letrada precisó que el padre del joven fundamentó su pedido en “el derecho a la vida y el derecho a la salud”.

En tanto, fuentes judiciales dijeron que la esposa del joven ratificó su decisión en el “derecho a la libertad religiosa y de conciencia”.

Ayer, la Cámara Civil dio un plazo de 24 horas a la esposa del testigo de Jehová para que explique si sigue negándose, por razones religiosas, a practicarle una transfusión de sangre para salvarle la vida.

Los testigos de Jehová se oponen a todo tratamiento que implique transferencia de sangre, glóbulos rojos empaquetados, plasma o plaquetas.

La página web oficial de esa vertiente religiosa en Argentina fundamenta esta decisión en el “derecho del paciente”, pero también en una convicción religiosa surgida de la interpretación de pasajes bíblicos.

“Los testigos de Jehová ven la vida como una dádiva de Dios representada por la sangre. Creen en el mandato bíblico de que los cristianos deben abstenerse de sangre”, se explica en el sitio de Internet.

Asimismo, se aclara que los testigos de Jehová no se niegan al tratamiento profesional sino que piden a los médicos que traten el problema mediante otros métodos y “en armonía con la decisión y la conciencia del paciente, y su decisión moral-religiosa”.

DYN


Comentarios


La Corte ordenó respetar la voluntad de Pablo de no recibir la transfusión