La cosecha será mejor que la esperada

La producción frutícola regional esperaba una cosecha con números más pobres, pero ayer se conoció el pronóstico y los resultados fueron alentadores. Sólo se prevé una merma del 3% en manzanas y peras respecto del año pasado, con lo cual la producción de Río Negro y Neuquén superará las 1.500.000 toneladas.

ALLEN (AR).- Los números llevaron tranquilidad al sector primario de la producción aunque sólo en una primera etapa, la de la cosecha.

Resta ahora, establecido el precio mínimo para manzanas y peras, fijar también los valores para la fruta de industria y aguardar los resultados concretos de la comercialización. Pero por lo pronto, ayer se conocieron los resultados del pronóstico oficial que indicó, contrariamente a lo esperado, que habrá una merma en la producción bastante menor a la estimada.

Técnicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNC en conjunto con profesionales de la secretaría de Fruticultura dieron a conocer ayer la postal que arrojó el estudio, y también esbozaron los resultados colectados en el nuevo censo de frigoríficos que se realizó a fines de este año.

La baja en la cosecha de peras y manzanas esperada, en general y en las provincias de Río Negro y Neuquén en particular, ronda apenas el 3 por ciento -se informó- respecto a la temporada pasada.

Es así que se estimó una producción total en la nueva temporada de 1.525.338 toneladas en ambas provincias.

En manzanas se prevé una cosecha aproximada de 922.802 toneladas y unas 602.536 de peras. La variedad predominante en manzana es la Red y en pera la William's aunque muy seguida de cerca por la creciente producción de Packham's.

El informe técnico-estadístico fue realizado por los profesionales de la Facultad de Ciencias Agrarias en convenio con la SEF, se basó en un sistema en el cual se tienen en cuenta tres variables: la carga de frutos, el tamaño a cosecha y la cantidad de plantas o superficie.

Las zonas relevadas fueron el Alto Valle, el Valle Medio, Río Colorado y Neuquén. En ellas se analizaron 1.623 cuadros, se hizo el conteo de carga en 3.246 árboles y se registró el diámetro de 12.983 frutos, según se detalló.

Los especialistas explicaron que el informe permite contar con una herramienta para poder mejorar la planificación a cosecha.

En este marco hicieron notar diversas particularidades de la temporada, tal como la floración tardía observada en la mayoría de las variedades que hace prever mejores calibres al momento de la recolección.

 

"Compensación"

 

También se observó que la carga de frutos en las plantas disminuyó considerablemente respecto a la temporada 2006-2007, aunque se advirtió que existe una relación estrecha con los tamaños esperados, por lo cual "habrá una compensación" sobre la producción total estimada.

"En general se observa una merma reducida pero sostenida ya que se viene produciendo desde las últimas temporadas", se advirtió.

Estuvieron presentes en el encuentro, que fue realizado en la sede de Fruticultura en Allen, funcionarios provinciales, encabezados por el secretario de Fruticultura provincial, Carlos Colavita, representantes de CAFI y diversas empresas frutícolas de la región, aunque no se observó la presencia de dirigentes de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén.

Por otra parte, también se difundió públicamente ayer el nuevo censo provincial de frigoríficos, el que advierte sobre el aumento en la capacidad instalada alcanzada en los últimos 7 años, aunque asimismo se remarcó que todavía es insuficiente para cubrir la problemática por falta de frío que se observa en cada temporada .


Comentarios


La cosecha será mejor que la esperada