La crisis energética desaceleró la actividad industrial

Las cifras oficiales de junio indican que pese a la desaceleración por las restricciones energéticas la industria mantuvo una expansión acumulada de 6,4 por ciento. La mayor expansión se produjo en la industria automotriz que aumentó 29,7% en el mes.

La actividad industrial creció en junio 5 por ciento con relación a igual mes del año pasado, mostrando una desaceleración con relación a los cinco meses anteriores cuando las subas eran del 6,5 por ciento en promedio, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Si se compara con mayo, la actividad manufacturera cayó 1,7 por ciento en la medición con estacionalidad y 0,1 por ciento desestacionalizado. Pese a la desaceleración que se produjo en el primer mes en el que se comenzaron a sentir las restricciones energéticas, la industria mantuvo una expansión acumulada de 6,4 por ciento.

El organismo dijo que este resultado se produjo "a pesar de ciertas condiciones como factores climáticos atípicos, conflictos gremiales y restricciones energéticas". Pese a la desaceleración que se produjo en el primer mes en el que se comenzaron a sentir las restricciones energéticas, la industria mantuvo una expansión acumulada de 6,4 por ciento.

Si se compara en bloque el segundo trimestre con relación al mismo lapso de 2006 el crecimiento industrial alcanza al 6,1 por ciento. Este nivel es 2,4 por ciento menor al 8,5 por ciento que se había registrado en el II trimestre de 2006 contra II trimestre de 2005, lo cual reafirma el freno del sector.

Por otro lado, un crecimiento del orden del 5 por ciento es el menor de los últimos 18 meses, dado que un registro más bajo sólo se había percibido en enero de 2006 (4,8 por ciento). Durante junio la mayor expansión se produjo en la industria automotriz, que aumentó 29,7 por ciento en el mes y 27,1 por ciento en el semestre.

El segundo sector de mayor crecimiento fue el dedicado a la fabricación de productos de caucho y plástico que subió 10,3 por ciento en el mes y empujó a un alza de 7,5 por ciento en la primera mitad del año. El conglomerado dedicado a la producción de materiales de la producción aumentó 7,6 por ciento en junio y 9 por ciento en el semestre. En lo que respecta a alimentos hubo una leve variación de 1,7 por ciento, llegando a una suba de 4,1 por ciento en los primeros seis meses del año.

En tanto, la refinación de petróleo aumentó 6,4 por ciento y 5,2 por ciento en cada una de las mediciones. Por su parte, la industria textil logró un crecimiento de 3 por ciento en el mes dentro de la comparación interanual y 3.6 por ciento en el semestre. Los dos sectores en los que se observaron caídas fueron productos químicos y metálicas básicas (acero crudo y aluminio) En el primero se detectó una baja de 2,1 por ciento en junio, manteniendo una suba de 7,8 por ciento en el acumulado desde enero. En la segunda área la disminución fue de 7,7 por ciento en el mes y 7,1 por ciento en el semestre.

Fuente: DyN


Comentarios


La crisis energética desaceleró la actividad industrial