La CTA presiona



BUENOS AIRES.- Pese a que reconoció que el fallo de la Corte Suprema sobre libertad sindical plantea un nuevo escenario, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se abstuvo ayer de dar alguna respuesta concreta a la insistencia de la CTA -basada en ese fallo- en obtener la personería gremial. Sólo prometió volver a tratar el tema en 10 ó 15 días.

Tomada mostró ese mínimo cambio de actitud respecto de la reivindicación de la central obrera alternativa durante la reunión que mantuvo con el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, y sus compañeros de conducción Pablo Micheli, Pedro Wasiejko, Francisco Peidró, Víctor Mendibil, Francisco Nenna y Claudio Marín. Según trascendió, ante la reiteración del reclamo de la CTA -avalado ahora por una comprensión extensa del fallo de la Corte-, el ministro sostuvo que los técnicos del ministerio deben estudiar la nueva situación, tras lo cual él mismo debe hacer consultas con la presidenta Cristina Kirchner.

Como la presidenta tras la reunión del Grupo de los 20, Tomada propuso a los dirigentes de la CTA volver a encontrarse en 10 ó 15 días. No fue complaciente la respuesta que recibió de parte de sus interlocutores. “Hace seis años que están estudiando el tema; el reconocimiento de la personería gremial para la CTA ya fue reclamado por la OIT, por las centrales sindicales del mundo y ahora por el fallo de la Corte, ya no tienen más excusas para retrasar la decisión”, le dijeron.


Comentarios


La CTA presiona