La danza tendrá casa propia

La escuela municipal se hará en Planas al 100. Hace 7 años que trabaja en otros edificios.





NEUQUEN (AN).- 2008 llegará con aires de renovación para la Escuela Experimental de Danza Contemporánea que lleva siete años de actividad en esta ciudad. Luego de deambular por diferentes lugares sobre todo el último tiempo tras el cierre de la sala Conrado Villegas el templo de la danza de vanguardia tendrá casa propia en Planas al 100. El edificio será de aproximadamente 200 metros cuadrados con dos pisos y las comodidades básicas e indispensables para que los estudiantes puedan consolidar los movimientos.

«Es una alegría, además corresponde porque la escuela demostró en siete años una actividad permanente», dijo la directora del establecimiento Mariana Sirote. Explicó que la nueva sede, emplazada en un terreno municipal, tendrá dos amplios salones, un aula para teoría, la secretaría, y un patio interno, además de los detalles que no pueden faltar como es el piso flotante y sobre todo mucho espacio.

La Escuela Experimental de Danza Contemporánea, dependiente de la Secretaría de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Neuquén, que abre sus inscripciones cada tres años, festejará la buena nueva con la apertura de un primer año en 2008.

Para eso, actualmente se dicta un taller de extensión que tiene como propósito preparar técnicamente, con clases de danza clásica y contemporánea, a los alumnos interesados en realizar la carrera de profesor en danza contemporánea, habilitado como coreógrafo e intérprete que ofrece la escuela como formación terciaria con títulos acreditados a nivel nacional. Tanto el taller como la escuela son gratuitos.

Los únicos requisitos para a inscripción son tener entre 14 y 24 años y haber aprobado el examen de ingreso previsto para diciembre de

2007 y febrero del próximo año.

La edificación de un establecimiento fijo era una deuda que tenía la municipalidad de Neuquén con el grupo de once profesores y cerca de 50 alumnos (entre los que se preparan para ingresar, los de primero, segundo, tercero y cuarto año) interesados en desarrollar un «amplio lenguaje dancístico». Y también con las 12 personas que egresaron en dos camadas y lograron insertarse laboralmente en la formación docente, el trabajo corporal, en academias de danza, y otros escenarios.

«Funcionábamos en la sala Conrado Villegas y cuando ésta cerró fuimos a un salón en la comisión de fomento del barrio Villa María. Allí no estuvimos ni un año porque no estaban dadas las condiciones como para seguir, luego fuimos al Museo Gregorio Alvarez y este año nos mudamos al ámbito del Teatro del Histrión donde compartimos espacio con otras disciplinas», explicó Sirote.

La peripecia no logró empañar las actividades teórico-prácticas que desarrolla la Escuela. Ni siquiera los proyectos pensados para un futuro como son la creación de una escuela de danzas para niños, la preparación de la tercera muestra anual de los alumnos que subirá a las tablas el 1 de octubre, o la implementación de un proyecto innovador que se está desarrollando con más de 60 alumnos de colegios secundarios, quienes montarán un espectáculo colectivo pensado para diciembre.

Está claro, la Escuela se expresa con movimiento.»Nuestra pelea pasa por la actividad tanto de los profesores como de los alumnos, del compromiso de la tarea y del amor en lo que hacemos más allá de las circunstancias. Estemos donde estemos va a haber danza», dijo contundente la directora.

Para la nueva casa de la institución está previsto realizar un concurso abierto para confeccionar un mural que ilustre la medianera lindante con la Escuela de Cerámica y, a la vez, atraviese los salones a todo color. El tema será la historia de la danza.

La Escuela está supervisada por el fundador y director artístico del Ballet del Teatro San Martín, Oscar Araiz, y se caracteriza por la exigencia y rigurosidad a la hora del ingreso. El objetivo explicó Sirote es lograr la perfección en la danza.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La danza tendrá casa propia