“ La decisión ya está tomada y no hay marcha atrás”



La secretaria de gobierno del municipio de Los Menucos y hermana de la intendente, Soraya Yauhar, fue una de las personas que más luchó para lograr el nuevo colegio secundario.

Como directora titular del CEM 58 –actualmente con uso de licencia– sabe de las necesidades y falencias que tiene hoy el edificio premoldeado construido hace 25 años donde funciona la escuela. Afirma que la decisión de levantar el nuevo inmueble en los terrenos donde está la terminal obedece a una cuestión estratégica y no a un acto de malicia o capricho como afirma su tío y fundamenta sus dichos en la gran demanda de terrenos que tiene el municipio por parte de los vecinos y en los pocos espacios libres que están quedando en el pueblo.

“El municipio viene haciendo una planificación urbana y es muy grande la demanda de terrenos. Hay lugares reservados para viviendas de IPPV, hay otros que tienen títulos de propiedad. Lo que (Ali) Yauhar no pudo resolver en las urnas, lo quiere revolver a través de la Justicia y encima no respeta sus decisiones” sostiene.

La funcionaria señaló las falencias de una terminal de ómnibus que no cuenta con los servicios básicos, que tiene numerosos problemas para funcionar y que no está ubicada en un lugar estratégico.

Por eso, el gobierno de la provincia aprobó el proyecto de una terminal bimodal, con un presupuesto cercano a los 500.000 pesos y que se va a construir en terrenos del ferrocarril, sobre la avenida San Martín, para reemplazar la vieja estación ferroviaria contraída a principios del siglo pasado.

Si bien detalló que “el pueblo está creciendo hacia el norte”, la decisión de construir el nuevo secundario donde actualmente se ejecuta la obra se tomó porque “va a quedar en un punto equidistante”, posición que no es del todo compartida por los vecinos de los barrios Ceferino y Aeródromo, por ejemplo.

Agregó que el nuevo colegio no se puede construir a continuación del actual edificio que ocupa el CEM 58 porque existe una resolución municipal en la que se cede parte del terreno al museo que está ubicado en la misma cuadra. “Es una decisión política que ya está tomada y no va a tener marcha atrás” sentenció.

Notas asociadas: Los Menucos: el nuevo capítulo de una larga novela familiar  


Comentarios


“ La decisión ya está tomada y no hay marcha atrás”