La defensa del título comenzó con un empate

Boca no jugó bien. Igual, trajo un punto de Venezuela. Unión Maracaibo estuvo arriba, pero Battaglia lo igualó.



#

Palermo le reclama a González porque el volante no se la dio y prefirió definir.

Boca llegó a Venezuela como "Rey de América". Pero el debut en la Copa versión '08 no fue nada sencillo, durante un partido muy disputado, en el que estuvo abajo y que supo empatarlo, gracias a una llegada de Sebastián Battaglia. Así, Unión Maracaibo y el "Xeneize" quedaron en tablas (1-1)

Los primeros 45 minutos Boca estuvo lejos de ser ese equipo arrollador que se llevó la Copa pasada.

Si bien el local lo apretó muy pocas veces, el "Xeneize" no tuvo la fluidez en el juego que evidenció el fin de semana pasado ante Argentinos. Y la razón fue una: el balón pasó muy pocas veces por JR Riquelme, por lo que Rodrigo Palacio y Martín Palermo tuvieron escaso abastecimiento. De todas formas, la "Torre" se las ingenió para crear un par de situaciones.

La primera de ellas fue para Maracaibo, y cayó a los 2: Armando Maita desbordó por derecha (la vulnerable izquierda "xeneize") y Jorge Rojas, dentro del área, definió a las manos de Caranta. La respuesta llegó a los 10, con un córner de Riquelme, una mala salida de Henao y un disparo de Palermo que sacó en la línea del arco un defensor.

De ahí en más casi nada. Sólo una situación de Álvaro González, de los más movedizos en la visita.

En la segunda parte Boca se paró de contragolpe y le dejó manejar el balón a los ve

nezolanos. Fue una buena elección. A los 2 Palacio y Riquelme combinaron y el delantero le atinó al travesaño de zurda.

Sobre los 7 el argentino Darío Figueroa, de lo mejor del dueño de casa, casi pone la apertura del marcador, pero su "vaselina" se fue cerca. Y otra vez, a los 14, se encontraron el "Torero" y la "Joya", pero el atacante volvió a perder, esta vez con Henao. Algo que se repitió cuatro minutos más tarde, cuando el "1" se jugó la vida a los pies del bahiense.

Palacio, el delantero más activo, volvió a ganar por izquierda y quedó mano a mano con Henao, pero se equivocó y en vez de definir se la dio mal a Palermo.

Unión Maracaibo no preocupaba y fue en ese momento que encontró la apertura del marcador, que se produjo a los 30, con un furibundo y milimétrico tiro libre de Mea Vitali que se incrustó en el ángulo de Caranta. Pero Boca no se cayó, fue en busca de la igualdad y la halló a los 38, por intermedio de Seba Battaglia, que recibió de Riquelme. De ahí en más sólo otro bombazo de Mea Vitali.

¿Negocio para ambos? En apariencia, dio la sensación que sí.


Comentarios


La defensa del título comenzó con un empate