La Defensoría está paralizada en Bariloche





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Defensoría del Pueblo reclamó ayer al intendente Omar Goye la definición de un espacio físico donde restablecer la atención a la ciudadanía que fue suspendida el 3 de diciembre tras el desmantelamiento de las oficinas de Gallardo y Palacios. La defensora interina, Roxana Barbieri, advirtió a “Río Negro” que la situación “es muy compleja” ya que el Ejecutivo no renovó el contrato alquiler de la repartición en el marco de la reestructuración de gastos que alcanzó a otras dependencias municipales. Y tampoco cumplió con el compromiso de asignarle un espacio apropiado en el edificio de Moreno y Ruiz Moreno, primero, y en dependencias de Turismo, luego, que fue anunciado por Goye durante la firma del convenio de cooperación con la Defensoría del Pueblo de la provincia de Río Negro. Toda la documentación, el sistema informático y el mobiliario de la Defensoría permanece embalado y su personal está abocado a encontrar alternativas para restablecer la atención al público. “Hace una semana que tenemos las puertas cerradas y para mi eso es terrible”, sostuvo Barbieri, que reclamó al Ejecutivo “una pronta solución”. El cierre de las oficinas de atención al público es el segundo cimbronazo que sufre la repartición en lo que va del año, luego de la separación del cargo de su titular, Vicente Mazzaglia, acusado de maltrato laboral y violencia de género en el marco de una investigación que continúa en litigio. Barbieri recordó que fue designada interinamente para “mantener en funcionamiento la Defensoría” y consideró que “es una contradicción por que estamos acá parados”. La funcionaria aseguró que la repartición “venía funcionando rebién” .


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Defensoría está paralizada en Bariloche