La deuda que desvela a Cesarín





Deporte federado

Archivo

Por estas horas en la Secretaría de Deportes de Río Negro se aceleran las reuniones. Según dicen puertas adentro, el desorden es mayúsculo y, por sobre todas las cosas, la capacidad de maniobra “no es la mejor”. Cauto y optimista, el titular del área, Mario Cesarín, confía en que “las cosas se arreglarán con el correr del tiempo y el trabajo de todos”, pero también confiesa que la preocupación es grande. Sucede que la dirección está virtualmente inhibida para recibir aportes de Nación. Según confirmó el funcionario, la gestión radical saliente dejó una “deuda con la administración central de 2,7 millones de pesos, correspondientes a seis programas que se ejecutaron. El problema es que hay que pagar, y en ese estamos”, confirmó. Para entender la relevancia que tiene esa deuda para las arcas de la secretaría, es bueno saber que Cesarín cuenta con un presupuesto anual de apenas 12 millones de pesos, y que la mitad de esos fondos se esfuman en sueldos. Es decir, pagarle a Nación significaría desembolsar casi la mitad de los 6 millones que quedan para funcionamiento. Nada sencillo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La deuda que desvela a Cesarín